Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Polémica frase de Grondona ante el Papa
Pidió que rece para que termine la violencia en el fútbol junto a dirigentes que apoyan a los barrabravas. Defendió al Gobierno tras la derrota
13 de agosto de 2013
El presidente del fútbol argentino, Julio Grondona, le hizo un polémico pedido al papa Francisco al solicitarle que rece y bendiga para que en los estadio no haya violencia, ne medio de 45 dirigentes, muchos de ellos sospechados de tener relación con barrabravas.

"Le pedimos que bendiga al fútbol argentino para que los estadios vuelvan a ser lo que eran cuando usted era un joven hincha", dijo Grondona en su alocución ante el papa Francisco.

La declaración del presidente de la AFA, que fue el primero en tomar la palabra en la ceremonia en la que el Sumo Pontífice recibió a las delegaciones de la Argentina y de Italia, provocó el malestar de la opinión pública en nuestro país debido a las probadas relaciones de dirigentes de clubes con barras, transformándose en los principales responsables de que los violentos tengan vía libre en los estadios argentinos.

Luego, en declaraciones radiales desde el Vaticano, el "Jefe" defendió al gobierno de la presidenta Cristina Fernández -su socia en el Fútbol para Todos-- y minimizó la derrota ene las elecciones primarias del domingo.

"Son seis puntos de diferencia. Es lo que le saca aquel que no actuó al que está actuando. A mí me va a sacar también aquel que venga a prometer cosas que vaya a saber si las va a hacer", ejemplificó el presidente de la AFA.

"Siempre el que viene a ofrecer algo tiene ventaja con respecto al que está en el poder y quiere permanecer. Ahí entonces hay una variación que puede ser mucho en un momento y poquito en otro.Lo principal es que tiremos todos para el mismo lado", analizó.