Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El rojo cambió para que nada cambie
El nuevo DT, De Felippe, no pudo resolver aún as falencias que tiene Independiente. Jugó mal y empató 0 a 0 con Independiente Rivadavia
1 de septiembre de 2013
Ni el cambio de mando en el banco de Independiente, con la llegada de Omar De Felippe por Miguel Brindisi, modificó la realidad del equipo rojo que sigue sin hacer pie en el Torneo de la B nacional y que este domingo empató con Independiente Rivadavia de Mendoza, sin goles, en Avellaneda.

Durante el partido, Independiente no logró nunca superar a un rival muy débil, que casi no pateó al arco. Recién sobre el final, con el ingreso de Matías Pisano, los Rojos tuvieron más llegadas pero no pudieron romper el cero.

La impaciencia de sus hinchas, que volvieron a llenar el estadio, se hicieron sentir en los últimos minutos, inclusive con disconformidad en el juego del ídolo del equipo Rolfi Montenegro.

Luego del partido, con mucha calma, el nuevo DT reconoció que hya "mucho trabajo por hacer" y que no se jugó bien, y recodó que solo lleva tres entrenamientos con el plantel.

"De acuerdo a lo que vi, de lo que estoy convencido es que quiero trabajar con estos chicos, que tengan tranquilidad. Sé que no es fácil. Ya sabíamos antes de entrar que hay que trabajar mentalmente, queremos resolver jugadas cuando el equipo no elabora bien. Entiendo a los jugadores también que quieren salir de esta situación y el apuro no es un buen consejero", destacó el entrenador del 'Rojo'.

Luego lanzó una frase que dibuja muy bien la realidad que padece en el equipo de Avellaneda: " "Quizá muchos no tenemos idea de lo que significa el Nacional B".