Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Bianchi: "Queremos ganar el partido"
El Virrey dijo que Boca buscará ser "protagonista" en el Superclásico. Sorpresas en la practica de fútbol con la posición de Erbes. Aun no confirmó equipo
3 de octubre de 2013
El entrenador de Boca, Carlos Bianchi, anunció que irá al estadio Monumental a "ganar el superclásico", y si bien no confirmo el equipo este viernes sorprendió con el defensor Cristian Erbes en la línea de volantes.

"Nosotros vamos a jugar como lo hacemos siempre. Vamos a intentar ser protagonistas en el Monumental, buscar el partido y tratar de ganarlo", dijo Bianchi durante una conferencia de prensa.

Luego, tras sostener que Juan Román Riquelme es el mejor jugador de la historia de Boca, señaló que de cara al Superclásico "está bien y sabemos todo lo que nos puede dar".

Esto sucedió luego de la primera práctica de fútbol formal de Boca en la semana un equipo para enfrentar a River con los once que quería. Tras superar sus molestias físicas, Jesús Méndez, Daniel “el Cata” Díaz y Cristian Erbes –sorprendentemente en el medio- se perfilan como titulares para el domingo en el Monumental.

En el entrenamiento de esta mañana en Casa Amarilla a puertas cerradas, el equipo formó con Agustín Orion; Méndez, Cata Díaz, Claudio Pérez, Nahuel Zárate; Fernando Gago, Erbes, Juan Sánchez Miño; Juan Román Riquelme, Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti. La práctica estuvo parada en un momento por un golpe de Blandi sobre Zárate en el pie derecho.

Pese a que se creía que iba a jugar como lateral derecho (al igual que en los últimos partidos), Erbes fue probado en el centro de la cancha, con Gago a su derecha y Sánchez Miño a su izquierda. El que ocupó ese lugar en la defensa fue Méndez, quien había sido utilizado en esa posición en el último partido contra Quilmes por la ausencia –justamente- de Erbes.