Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Asumió Mostaza y en Racing hay piñas
El regreso del entrenador que sacó campeón a La Academia en 2001. Promete volver a ganar. En el plantel hay mal clima y jugadores se pelean
14 de octubre de 2013
El entrenador Reinaldo Merlo asumió como DT de un Racing que agoniza en el torneo Inicial, con el último lugar en la tabla de posiciones y 2 puntos sobre 22 jugados.

En este marco de caos futbolístico, la amenaza del descenso cada vez mas cerca, el hombre que sacó campeón por última vez a La Academia, tomó este desafío de sacar adelante el club de Avellaneda.

"Vamos a arrancar en positivo, vamos a pensar en adelante. El DT tiene que trabajar en todo, la parte táctica y la parte futbolística", dijo Mostaza Merlo. "Hay que trabajar y tratar de armar un equipo y tratar de empezar a ganar", dijo Mostaza.

"Los futbolistas que tengo no son chicos, ya tienen bastantes partidos en primera", analizó el DT y luego agregó: "El diagnóstico lo tengo, pero me lo reservo para mí, Racing tiene buenos jugadores y vamos a salir. No te voy a decir el diagnóstico por una cuestión de ética".

Luego planteó el objetivo inmediato: "Racing sea un equipo y tratar de ganar. De lo etapa anterior no voy a hablar, ya es pasado, ahora arranco una nueva y estoy muy contento"

Sin embargo, en este marco, en la primera práctica, que se realizó a puertas cerradas, este caos se manifestó al trascender en un programa partidario que la semana pasada dos jugadores se agarraron a golpes de puño en una práctica, donde quedó claro el clima denso que vive el plantel puertas adentro.

En la práctica del pasado jueves, y mientras "Nacho" González diagramaba el equipo para medirse con Estudiantes, Bruno Zuculini y Fernando Ortiz se agarraron a trompadas, todo comenzó con una discusión, que luego se transformó en piñas.