Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
80 heridos por otro choque en el tren Sarmiento en estación Once
La formación siguió de largo y se montó sobre el andén. La tragedia rondó otra vez la zona de Once. Varias ambulancias trasladaron a los heridos hacia los hospitales
19 de octubre de 2013
Otra vez la tragedia impactó la golpeada zona de Once. Un nuevo accidente se produjo en el Sarmiento y dejó 80 heridos.

Pudo ser como la tragedia del 22 de febrero de 2012, pero muchos se salvaron porque el tren, en lugar de quedar impactado contra los frenos de contención, se montó sobre los mismos y subió al andén.

El siniestro ocurrió a las 7:25 y según el gobierno se debió a que el tren venía a excesiva velocidad. Los pasajeros trataron de golpear al motorman. Desde el SAME confirmaron que atendieron a 79 personas.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, destascó que "no hubo que lamentar ninguna víctima" mortal por el choque de un tren en la estación de Once.

"Todos fueron derivados a hospitales", señaló el funcionario al canal de noticias C5N y reportó que hubo lesiones leves y moderadas.

La hipóteses principal es que el tren se habría quedado sin frenos. En diálogo telefónico con TN, Edgardo Reynoso, delegado del tren Sarmiento, dijo: “La formación está identificada como chapa 5”.

El paravalanchas no soportó el impacto del tren y cedió, por eso la formación continuó y llegó a tres metros de los molinetes en el hall de la estación.

De acuerdo con algunos pasajeros, el impacto “se sintió fuerte” y también contaron que no se sitnió ninguna frenada fuerte. También afirmaron que la formación chocó contra el sistema hidráulico y desplazó el freno y avanzó sobre el andén unos quince metros. El accidente ocurrió a las 7:25 en el andén numero 2, el mismo en el que se registró la tragedia del 22 de febrero de 2012 y en la que fallecieron 51 personas.

Luego del choque, se produjeron algunos incidentes y destrozos debido a la furia de los pasajeros. Algunos se lanzaron a gritarle "asesino" al motorman, pero el conductor ya no estaba en la cabina.

Agentes de la guardia de infantería de la Policía Federal se apostaron en los ingresos a la estación de Once, para coordinar los operativos de emergencia y evitar nuevos incidentes.

Algunos testigos del accidente señalaron a la prensa que "al momento del impacto, la gente voló directamente" por la fuerza del choque y señalaron que "las puertas no abrieron".

El maquinista fue trasladado al Hospital Ramos Mejía.