Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Scioli, por favor ocupate de nosotros"
Conmovedor reclamo al gobernador de la familia de un empresario asesinado en San Miguel. Exigió más seguridad y justicia por este hecho atroz
4 de noviembre de 2013
La nuera de un mpresario metalúrgico asesinado en un asalto en su casa de San Miguel por un preso con libertad condicional, Edith Quiroga, le pidió hoy al gobernador Daniel Scioli que se ocupe de "la clase media" tras los últimos casos de inseguridad.

"Gobernador Scioli, por favor ocupate de nosotros, la clase media, que bancamos todo el sistema. Yo todos los días voy a trabajar a la escuela, hablo con mis alumnos, les explico lo importante de ser ciudadano, los deberes y derechos que tenemos que cumplir, pero también somos pueblo, ocupate de nosotros", insistió la mujer.

Quiroga afirmó que el crimen de su suegro, Oscar Plut, de 68 años, "es un hecho más que se vive en nuestro país, que sufrimos los que trabajamos y ponemos parte de esfuerzo para que esta nación crezca todos los días".

"Vivimos asustados, con miedo", declaró la docente, quien advirtió que está "de acuerdo con las salidas transitorias, pero no estaba el control hecho", porque el joven de 26 años que cometió el homicidio, condenado a siete años de prisión por robo, "en lugar de visitar a su familia, vino a matar a mi suegro".

Plut llegó el domingo a su casa, a las diez y media de la mañana, y llevaba "el desayuno para su hijo" Matías, que estaba durmiendo una habitación de la casa, cuando el ladrón lo sorprendió. El hombre, que tenía una fábrica metalúrgica en Haedo, recibió un disparo en el pecho que le atravesó la espalda cuando estaba en la escalera, durante un forcejeo.

"Así vivimos en el conurbano bonaerense", se lamentó Quiroga, quien le pidió a "todos los políticos que se cumplan las leyes y que defiendan a todos por igual". Tras el disparo, el asesino salió corriendo, saltó los techos y se cambió de ropa en una obra de construcción lindera, pero fue atrapado por la Policía. El arma con el que mató a Plut había sido robada a un agente de una fuerza de seguridad.

"Pagamos todos los impuestos, no podemos hacer más de lo que hacemos", se quejó Quiroga, quien resaltó que "a la gente se dignifica dándole trabajo, (los presos) no pueden no hacer nada encerrados en cárceles, pero nosotros también somos pueblo y necesitamos seguridad".