Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina lidera ranking de robos en América Latina
Una estadística alarmante que revela que el país encabeza los lugares de la región donde el delito tiene mayor incidencia. Lo reveló un informe de ONU. El robo callejero al tope
14 de noviembre de 2013
La Argentina es el país en promedio, con mayor cantidad de robos en América Latina con un tasa que supera holgadamente a México y Brasil que figuran en el segundo y tercer lugar.

Según un informe que publicó el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Argentina tiene una tasa de 973,3 robos cada 100.000 habitantes, Argentina está primero en el ranking, mientras que México con 688, Brasil con 572,7 y Uruguay con 456,6 lo siguen.

Los países con menores índices son Paraguay, con 18,2, Panamá con 62 y Guatemala con 67.

Las políticas de "mano dura" no funcionan: la fuerte represión policial y penal a menudo ha coincidido con altos índices de criminalidad, dice el informe

"En la última década la región ha sido escenario de dos grandes expansiones, la económica pero también la delictiva. Pese a las mejoras sociales, la región sigue siendo la más desigual y la más insegura del mundo", dice el extenso informe de 285 páginas.

El Subsecretario General de la ONU y Director del PNUD para América Latina y el Caribe, Heraldo Muñoz, señala con respecto al tema: "No hay una solución mágica para la inseguridad ciudadana en América Latina, pero este grave problema sí tiene remedio y requiere visión y voluntad política de largo plazo".

Las seis amenazas en las que se concentra este estudio son: el delito callejero; la violencia y el delito ejercido en contra y por los jóvenes; la violencia de género; la corrupción (la apropiación indebida de los bienes públicos, cuya provisión es responsabilidad del Estado); la violencia por parte de actores estatales y la delincuencia organizada.