Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El video sobre la toma de rehenes
Luego de seis horas de negociaciones y tensión, finalizó la toma de rehenes de una familia en Tortuguitas. Se entregaron sin resistencia
14 de noviembre de 2013
Una jornada de tensión se vivió este jueves en la ciudad de Tortuguitas, en Malvinas Argentinas, donde un grupo de delincuentes mantuvo de rehén a una familia durante seis horas, bajo amenazas y arduas negociaciones con participación de una jueza y cámaras de TV

La toma comenzó cerca de las 14:00 en una casa ubicada en la intersección de las calles Seguí y Cura Brochero de esa localidad. Los delincuentes interceptaron al dueño de la casa supuestamente con intenciones de apoderarse de dinero y artículos de valor, pero en ese momento un vecino que observaba lo que ocurría avisó al 911.

Un móvil policial de la seccional local llegó de inmediato e impidió que los delincuentes pudieran huir, y minutos después arribaron al lugar patrulleros de la Distrital con más efectivos, que cercaron la manzana.

Personal de la Policía Bonaerense, el Grupo Halcón, y el jefe de la fuerza provincial, Hugo Matzkin, estuvieron en el lugar. Durante varias horas llevaron a cabo una negociación con grandes picos de tensión.

A pedido de uno de los captores, que se identificó como Marcelo Ameijeiras, un negociador se acercó a la casa con una cámara de un canal de televisión. Ante la cámara, y utilizando a una de las rehenes como escudo humano, el delincuente realizó una serie de denuncias y amenazas .

"Me llamo Marcelo Leonardo Ameijeiras, soy uno de los fugados de la cárcel. Todo con arreglo de plata. La última fuga estuvo involucrado el ministro de Justicia y el gobernador", gritó el secuestrador al mostrar un revólver y agregar: "¿Ves? Esto me va a dar la libertad o me va a dar la muerte. O arreglan conmigo bien. No quiero matar a nadie".

"Somos cuatro, hay armas largas", dijo y aseguró que también tienen granadas y explosivos. "Esto es un tema político", insistió el delincuente y afirmó que no quiere volver a una cárcel federal ni bonaerense, sino a la alcaldía de José C. Paz. Esa fue su condición para entregarse.

Los rehenes eran una pareja y sus dos hijas, una de 9 años y otra a la que se refirieron como "una beba". "Queremos las garantías de vivir. Queremos que este bebé tenga una vida digna y que crezca con salud. Si no lo entienden, esto va a ser un río de sangre", amenazó el hombre.

Horas más tarde, se llevó a cabo una nueva negociación, esta vez ante la jueza de Garantías 6 de San Martín . En ese momento, liberó a una de las rehenes y prometió entregarse a las 20:00. Minutos después, liberó a la nena de 9 años. Pasadas las 20.15, los delincuentes liberaron a los otros rehenes y se entregaron.
El delincuente habla con una cámara de TV y da sus exigencias