Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Madre detenida por la muerte de Priscila
La nena de 7 años fue encontrada asesinada y calcinada en un arroyo de Berazategui. Fueron detenidos su progenitora y su pareja
8 de enero de 2014
Priscila, la nena, de 7 años, que había desaparecido de su casa hacía tres días, terminó de la peor manera cuando apareció su cuerpo tirado en un arroyo de Berazategui, parcialmente calcinado, y envuelto en una bolsa de plástico.

Las sospechas se dirigen a su madre y su pareja, primero porque ella tardó 38 horas en hacer la denuncia, y demoró el encuentro del cadáver.

La Policía primero la buscó en casas de amigos y familiares. Luego empezó con los rastrillajes. Finalmente el martes fue encontrada de la peor manera.

Por el hecho fueron detenidos la madre y el padrastro de la nena. La principal hipótesis es que se excedieron con una paliza y se deshicieron así del cuerpo de la nena para eliminar los rastros.

El cadáver de Priscila Morena Lafuente fue hallado entre los pastizales y arbustos de un arroyo ubicado debajo del puente de avenida Mitre, casi calle 44, en Berazategui, próximo al límite con la vecina localidad de Hudson, en el sur del Conurbano.

El arroyo, de unos siete metros de ancho y con poco caudal de agua, está ubicado a unos 800 metros de la casa de la madre de Priscila, donde la nena vivía con su padrastro, un policía federal de la División Bomberos (está en disponibilidad pero sigue perteneciendo a la Fuerza) y seis hermanos.

El comisario general Osvaldo Castelli, jefe de la Superintendencia de Seguridad, contó que la nena desapareció de su casa el sábado pasado, pero que su madre lo denunció recién el lunes en la comisaría de su barrio.

“ La mamá aseguró que con su pareja se habían ido a dormir alrededor de la medianoche y al otro día, a las diez, constataron que (la nena) no se encontraba dentro del domicilio ”, explicó Castelli.

La Policía de Berazategui inició inmediatamente el protocolo de búsqueda e inspeccionó casas de amigos de la familia, estaciones de trenes y hospitales de la zona.

“Se la buscó por todos los lugares donde podía estar viva. Y cuando no se la pudo encontrar en esos lugares, se empezaron a revisar campos y arroyos.

Llama la atención que la familia haya tardado 38 horas en hacer la denuncia. Ese tiempo era fundamental para la investigación para poder encontrarla con vida”, resaltó a Clarín una fuente del caso.

Los padres de Priscila se separaron cuando ella era muy chica. La víctima no había sido anotada en el Registro Nacional de las Personas: era indocumentada.