Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El calor no dio tregua y la térmica llegó a 47,6º
Fue el enero más caluroso en los últimos 53 años. La temperatura rozó los 36 grados pero por las condiciones atmosféticas la gente sufrió 10 grados más en un día agobiante
23 de enero de 2014
Con el Enero más caluroso en los últimos 53 años y una sensación térmica de 47,6 grados en la zona metropolitana, los argentinos sufrieron hoy una jornada insorporable.

En cambio, en gran arte del país se registraron tormentas muy fuertes, como en el centro de Córdoba y la Costa Atlántica.

La térmica durante toda la jornada fue "in crescendo" y si bien a la madrugada ya estaba en 35 grados, por la tarde superó cualquier expectativa y a las 14:00 estaba en 45,3, con una temperatura de 35.

Pero el termómetro no se quedó quieto y siguió flagelando los cuerpos de aquellos porteños y bonaerenses que, en algunos casos, no tenían un lugar para refrescarse y en otros estaban sin aire a causa de cortes de luz.

Así, a las 16:00 la térmica llegó a los 46,8, lo que ya era un récord, y la temperatura trepó a los 36, haciendo que la ciudad fuese un horno.

Nada quedó estancado y así fue que antes de las 18:00 la térmica alcanzó los 47,6, mientras todos esperaban una tormenta como la que pasó por la Costa Atlántica y se anunciaba para la Capital Federal y sus alrededores.

Buenos Aires tuvo una térmica que se ubicó entre las más altas del país, aunque el máximo, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se registró en Chamical (La Rioja) con 57,5 grados y una temperatura de 41,8.

En el Observatorio del SMN en la ciudad de Córdoba la térmica se estableció en 48,6; en Reconquisa (Santa Fe) llegó a 48,3; en San Miguel de Tucumán fue de 47,6 y en Santiago del Estero alcanzó los 46,3.

El SMN alertó por fuertes tormentas en toda la provincia de Buenos Aires, la Capital Federal y sus alrededores, pese a que el termómetro ascendía y las lluvias no llegaban.