Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pilar: por los robos vallan calles
Un importante barrio de esa localidad bonaerense fue vallada por los propios vecinos para evitar el paso de los delincuentes que azotan la zona
18 de marzo de 2014
Cansados, y temerosos de los delitos que se repiten en la zona, los vecinos del barrio La Alborada, en la localidad de Derqui, Pilar, tomaron una medida extrema: cerraron varias calles públicas para dificultar las vías de ingreso y de egreso de las bandas delictivas.

No es un caso aislado en Pilar. Ni es nueva esa modalidad como medida preventiva contra los delitos. Hay barrios que desde hace dos décadas tienen bloqueados de diferentes formas los accesos públicos.

Los Robles del Monarca, en La Lonja, fue uno de los primeros barrios abiertos en cerrar parcialmente sus accesos. Después se sumaron otros, como Los Mirasoles, Pellegrini III y Villa Alpina.

"Creemos que, entre los dos derechos, se afecta menos el de libre tránsito que el de la seguridad de los vecinos", explicó a LA NACION Claudia Zakhem, concejala de Pilar por la Unión Cívica Radical (UCR) y vecina de La Alborada.

En este barrio la medida se comenzó a gestar en agosto pasado, después de un violento robo donde un vecino fue herido de bala. Los residentes recibieron un diagnóstico confeccionado por una empresa de seguridad privada y decidieron ir a fondo con la drástica medida.

Unos 400 vecinos pusieron su firma para pedirle a la Municipalidad de Pilar la autorización para cerrar parcialmente el barrio. Al intendente Humberto Zúccaro lo consultaron dos vecinas que también son concejalas: Zakhem y Marcela González, que representa al oficialismo en el Concejo Deliberante, y que en octubre pasado sufrió en carne propia la inseguridad en el barrio: ladrones le desvalijaron la casa.

Según fuentes legislativas de Pilar, el intendente Zúccaro les dio vía libre para impulsar la iniciativa. Entonces, Zakhem presentó un proyecto para autorizar el cierre parcial de La Alborada, pero la propuesta no fue aprobada en el Concejo Deliberante ya que algunos ediles alegaron que el bloqueo de calles públicas es inconstitucional.

Entonces, sin el consentimiento del Concejo Deliberante, pero con el aval informal del intendente, los vecinos de La Alborada cerraron con postes de madera el paso de 24 de las 32 calles de acceso al barrio. Uno de los vecinos proveyó el material para construir las vallas y los propios habitantes el vecindario pusieron la mano de obra.



.