Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Acribillan a un hombre en su casa en Wilde
Tenía 42 años fue asesinado anoche cuando volvía de la facultad. Los delincuentes mantuvieron secuestrados a sus familiares por 2 horas
22 de abril de 2014
La inseguridad volvió a golpear en la provincia de Buenos Aires y con inocentes como víctimas, y esta vez fue en Wilde, donde Javier Gallardo fue acribillado por tres delincuentes cuando llegaba a su domicilio, ubicado en Bolívar entre las calles Bismark y Lobos.

De acuerdo con el relato de vecinos, la banda forzó la entrada a la casa, ataron y encapucharon a sus ocupantes y los mantuvieron como rehenes durante dos horas. Los delincuentes revisaron el inmueble y se armaron un botín con varios objetos de valor.

Cerca de las 23, uno de los integrantes de la familia que se encontraba en la facultad regresó a casa y cuando descubrió a los asaltantes, lo balearon varias veces. Según las primeras pericias, se encontraron siete casquillos en el suelo.

Los vecinos le brindaron los primeros auxilios a la víctima y ante la demora de la ambulancia, lo trasladaron al hospital, ubicado a tres cuadras del lugar del crimen. El joven falleció en el camino por las heridas recibidas. Tenía varios impactos de bala.

Marcelo Cantavenera, cuñado de Gallardo, relató los hechos.Todo comenzó cuando uno de sus hermanos salió a comprar una gaseosa. Los delincuentes, que se movilizaban en un Bora negro, lo interceptaron y lo secuestraron. Luego de dar unas vueltas ingresaron al domicilio, ataron y encapucharon a los ocupantes, y comenzaron a revisar todo. "A mi mamá le pegaron", contó.

Las personas que estaban atadas escucharon los ruidos pero no sabían lo que sucedía porque estaban encapuchadas. Recién cuando se fugaron los ladrones pudieron desatarse para intentar ayudar a la víctima, que yacía en el suelo.

Una vecina que asistió a la víctima contó el momento justo después del ataque: "Yo ayudé al muchacho que estaba desangrándose. Tenía pulso, pero le salía sangre por todos lados, no sé si llegó con vida al hospital, pero estaba muy mal. Había pasado un patrullero, pero cuando pasa una cosa así no puede venir uno solo, tiene que llamar a refuerzos".

Otro de los testigos aseguró que llamó al 911 porque había advertido la presencia de un auto sospechoso en las inmediaciones del hogar. Se trataba del mismo Volkswagen Bora en el que se movilizaban los delincuentes y al que los vecinos vinculan con otros hechos de inseguridad registrados en la misma zona.

Un móvil policial acudió al llamado pero no hizo nada. "A ese Bora negro lo conoce todo el barrio, tiene denuncias, siempre está rondando por acá", coincidieron las personas que viven en la cuadra donde se perpetró el crimen. "Es ridículo pensar que vas a parar a los delincuentes con un solo móvil. Pasa una moto y estamos todos temblando. ¿Qué vamos a hacer?", indicaron.

Cantavenera coincidió con el testimonio de los vecinos y contó que cuando llamaron a la Policía, un patrullero se acercó pero como no notó nada raro se fue. "Vino pero ni siquiera tomó la patente", se quejó el familiar.

Dijo que los ladrones "veían fotos de viajes que se han hecho y decían: 'Vos viajás, vos tenés plata", y sostuvo que "la gran bronca" de la familia es que la Policía estuvo frente a la casa mientras se producía el robo y no "investigó".
Testimonio de las víctimas