Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mataron a un hombre en violenta entradera
Fue en Laferrere. Los delincuentes se olvidaron a uno de los cómplices dentro de la vivienda, volvieron a entrar. Y allí mataron al padre de familia
6 de mayo de 2014
Un nuevo hecho de inseguridad en el conurbano bonaerense se cobró una vida y dejó a un joven al borde la muerte, cuando una familia fue víctima de un dramático e insólito asalto en su casa de la calle Martín Coronado al 400, en la localidad de Laferrere.

Una banda de cinco delincuentes irrumpió ayer a la madrugada en la vivienda, en instantes en que el dueño del inmueble, identificado como Horacio Mario Gómez (52), junto a su hijo, Mauro Nicolás Gómez (19), estaba por abordar su Renault Clío para dirigirse a la remisería donde trabaja.

Armas de por medio, los interceptaron y los obligaron a reingresar al hogar, donde se hallaba la esposa de Gómez y dormía su nieta de cinco años, que se había quedado a pasar la noche allí ya que a su mamá la habían operado el día anterior.

Los asaltantes redujeron a las víctimas, las inmovilizaron y comenzaron a apoderarse de dinero, objetos de valor y electrodomésticos, que cargaron en su auto y en el del dueño de casa. Le pegaron varios culatazos en la cabeza a Horacio y a su hijo para que les dieran todo. Después escaparon. Pero la mala suerte de la familia Gómez no terminó allí. Como si se tratara de la peor escena de horror, a pocas cuadras, cuatro de los ladrones que iban a bordo de los dos vehículos, notaron que se habían olvidado al quinto cómplice en la casa asaltada, regresaron a buscarlo y se desató la terrible balacera que ocasionó una muerte y dejó a un joven herido.

Al llegar a la vivienda, los asaltantes se encontraron con la puerta entreabierta e ingresaron nuevamente a la casa. "Para ese momento, las víctimas se habían liberado y mantenían reducido al delincuente" que había quedado solo en el lugar.

Cuando parecía que se habían marchado, Mauro cerró la puerta de casa con llave. La esposa de Gómez fue a ver inmediatamente a su nieta, que dormía a salvo. Cuando entró en la habitación, la nena le dijo a su abuela que había visto una sombra, publicó el diario Clarín. En ese momento, vieron que todavía quedaba un asaltante hurgando entre los muebles, sin haberse enterado que sus cómplices lo habían abandonado.

Segundos después, escucharon a los cómplices afuera de la casa cuando intentaban entrar para "rescatar" al ladrón. En ese momento se generó un intercambio de amenazas y resistencia de los habitantes de la casa. Sin dudarlo, apuntaron al hijo y le dispararon.tres balazos. Dos en el estómago y uno en el pulmón. Su padre se tiró encima del cuerpo de su hijo e hizo de escudo. Dos balas impactaron en su cuerpo y lo dejaron herido de muerte.

Fueron trasladados al hospital Paroissien de La Matanza, donde Horacio perdió la vida y su hijo quedó internado en terapia intensiva en muy grave estado.