Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Kicillof se reúne con mediador por fondos buitre
El ministro de Economía buscará negociar "tiempo" para que la Argentina cumpla el fallo a fin de año. Los fondos especulativos denunciaron que el país prepara "otro default"
7 de julio de 2014
Mientras el ministro de Economía, Axel Kicillof, decidió a ultimo momento encabezar la misión negociadora que se reunirá esta tarde con Daniel Pollack, el mediador designado por el juez de Nueva York Thomas Griesa, los fondos buitre salieron a denunciar hoy que la Argentina prepara el terreno para otro default, en un intento por evitar que el magistrado acepte dilatar hasta fin de año el cumplimiento del fallo que ordena pagar unos 1.500 millones de dólares de deuda.

La Argentina impulsaría esa estrategia para llegar al 31 de diciembre, cuando caerá la cláusula RUFO, por la cual los bonistas que ingresaron al canje perderán el derecho de exigir una mejora de las condiciones de pago en línea con lo logrado hasta ahora por los fondos de inversión.

En un intento por aumentar la presión, los acreedores de la American Task Force Argentina pusieron en duda la intención negociadora de la misión que encabeza Kicillof.

Pusieron en duda las intenciones de la misión a Nueva York encabezada por Kicillof, que se reunirá con Pollack, el abogado al que el juez Griesa le asignó la tarea de mediar entre la Argentina y los holdouts.

Según el planteo de la American Task Force Argentina (AFTA), los últimos movimientos indican que la administración de Cristina Kirchner podría estar preparándose para un nuevo default. “¿Está la Argentina preparando el terreno para un nuevo para un default?”, se preguntan sin medias tintas en el sitio web de la AFTA.

El grupo está integrado por varias entidades acreedoras de la Argentina que buscan en teoría un “justo” reconocimiento de la deuda defaulteada por en 2001; una de las organizaciones es Elliot Associates, de Paul Singer.

El artículo menciona la misión de Kicillof, pero recuerda también cómo en las últimas semanas el ministro de Economía y el Gobierno argentino siguieron cargando contra la Justicia norteamericana.

“El del lunes (por hoy), ¿es un intento honesto de negociar o es sólo una farsa”, plantea la AFTA.

Según los fondos buitre, los mayores indicios de que el Gobierno de Cristina Kirchner podría estar preparando un default están en los argumentos reiterados de Kicillof: que los fallos de la Justicia norteamericana son absurdos porque dejaron a la Argentina al borde del default; que el país no puede pagarles a los holdouts de los juicios u$s 1.500 millones porque eso podría disparar las demandas de otros holdouts y vaciaría las reervas; y que “de algún modo la comunidad internacional debe contrarrestar o voltear” la decisión de la Justicia de Estados Unidos.

Los fondos buitre califican esos argumentos como “absurdos”, “alejados de la realidad” y “falsos”. Apuntan que la Argentina negoció en los casos de Repsol y el Club de París.

Y acusan: “Nadie está forzando a la Argentina al default. Al elegir no negociar con sus acreedores, la Argentina está eligiendo el default”.

La carta se hizo difundir justo antes de que Kicillof llegara a Nueva York para sentarse ante Pollack, en un cambio de último momento ya hasta el sábado se informaba que la misión “negociadora” no iba a ser encabezada por él, lo cual refleja también cierto comportamiento errático del gobierno argentino en esta crisis.

Desde el Gobierno aclararon que los funcionarios no se reunirán con los representantes de los holdouts.

Además, el Ejecutivo publicó “avisos” en el Boletín Oficial y los diarios de circulación nacional en los que insistió en que ya depositó el dinero para cancelar los recientes vencimientos de los bonos del canje y culpó al juez Griesa (que trabó esos pagos hasta tanto haya avances en el pago a los buitres) pero sobretodo al Banco de Nueva York por no transferir esos fondos a los tenedores de bonos de legislación extranjera.