Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lanús, con polémica, perdió otra final
El "Granate", tras perder la Recopa también peridó la Copa Suruga Bank Kashiwa Reysol. Con un penal mal cobrado sobre la hora, perdió 2 a 1
6 de agosto de 2014
Lanús no empezó bien el semestre y por segunda vez en menos de 15 días perdió otra final internacional, al perder por la Copa Suruga Bank, ante Kashiwa Reysol, campeón de la Copa de la Liga de Japón, por 2 a 1, en un final polémico.

En los primeros minutos, los comandados por Guillermo Barros Schelotto salieron como una trampa para llevarse por delante al equipo local, con Santiago Silva que apareció solo en el corazón del área tras un hermoso centro de Víctor Ayala, pero el uruguayo la tiró por arriba del travesaño.

Con el correr de los minutos, el "Granate" comenzó a carecer de ideas y pecó de algunas imprecisiones en los últimos metros; sin embargo, era el que manejaba el partido y tenía el centro del duelo, salvó en el final del duelo.

Leandro Somoza se durmió en la mitad de la cancha, le robaron la pelota y los de Nelsinho salieron disparados y Kaoru Takayama no falló y la mandó al fondo de la red para desatar el delirio de los locales. Los argentinos sintieron el golpe y contestaron al segundo con otro cabezazo de Silva, pero el ex Boca volvió a desperdiciar una buena chance.

En el complemento, los del "Mellizo" fueron por la igualdad, algo que casi logran a los pocos minutos. Primero, un cabezazo de Gustavo Gómez fue contenido de buena manera por el '1' rival; pero del rebote, Diego Braghieri la estrelló en el travesaño con un cabezazo.

Pero tanto busca tuvo su premio para la visita. Leandro Somoza remató desde afuera y, desvió de por medio, logró descolocar a Kirihata. De esta manera, el volante central logró redimirse tras su falla en el tanto del Reysol.

Igualmente, el destino no quería que los "albicelestes" levantasen este trofeo. A pocos minutos del final, el árbitro surcoreano Kim Jong-hyeok cobró un penal inexistente que cambió por completo la ecuación: Leandro cambió la pena máxima por gol y destrozó todas las ilusiones del "Granate".

Con esta derrota, Lanús dejó pasar otra inmejorable chance para poder bordar otra estrella en su escudo. Antes, había caído en el alargue ante el Atlético Mineiro por la Recopa.

Además, sigue la malaria para los Sudamericanos en esta competencia, ya que salvo las dos primeras ediciones (Arsenal e Inter de Porto Alegre), todas las demás fueron a parar a las vitrinas de conjuntos japoneses.
Copa Suruga Bank derrota de Lanús 1-2