Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cada 7 días muere un chico por inseguridad
En lo que va del año 23 menores fueron asesinados mientras que otros nueve sufrieron graves heridas por el auge del crimen en el país
13 de agosto de 2014
Los chicos se convirtieron en el nuevo objetivo del auge del crimen en la Argentina, en una mezcla de violencia delictiva fomentada por las drogas, cuyo consumo habría tenido un crecimiento sin precedentes en el país, con el paco a la cabeza.

El 12 de agosto en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, ingresó con una puñalada en el pecho un bebe de apenas un mes, acuchillado durante un asalto en Lomas de Zamora. A comienzos de enero, un adolescente de 16 se movilizaba en una motocicleta en Lanús. Tres motochorros lo interceptaron y lo mataron por la espalda.

Ese caso inició la nómina de menores asesinados por delincuentes. Ocho de las muertes de menores de 16 años que trascendieron este año ocurrieron en Buenos Aires y la mitad de los casa en el partido de Moreno, consignó Infobae.

Allí también fue asesinado a balazos un niño de 3 años, mientras que sus padres resultaron heridos al ingresar delincuentes en su vivienda a fines de marzo.

En Capital en tanto, toda la sociedad se conmovió tras el violento asalto sufrido la semana pasada por la familia del conductor radial Bobby Flores, en el barrio de Saavedra.

Entre el 7 y el 9 de abril en Santa Fe fueron baleados en esa jornada un niño de 3 años y una niña de 12, mientras que un varón de 9 quedó herido de bala en Mendoza. En Rosario, motochorros atacaron una vivienda y las balas impactaron en un menor de cinco años, mientras que dos hermanos de 5 y 10 años fueron heridos en Paraná cuando motochorros cubrieron su escape con disparos.

La acción de motochorros también provocó no sólo heridas y muertes de menores, como en el caso de Miriam Serrano, de 16 años y asesinada en Tres de Febrero, sino que además fueron en varios casos responsables de la muerte de padres delante de sus hijos, como ocurrió dos veces el 25 de marzo pasado, una en Tres de Febrero y otra en Glew.

Los menores fueron testigos de los crímenes de sus padres como en el caso de la artesana Cynthia Filippone, que murió en Villa Gesell delante de sus hijos de 5 a 9 años a los que protegió en un esfuerzo final de cerrar la puerta ante sus asesinos según informa el diario La Nación.

Los menores también son usados por los delincuentes para amenazar a sus familias durante entraderas.

No se detienen en emplear golpes y simulaciones de cortes de dedos, como sucedió con los chicos de menos de 4 y 3 años atacados durante un robo al futbolista Jonathan Fabbro, la modelo Larissa Riquelme y sus familias en Villa Pueyrredón y hasta en los robos de automóviles los delincuentes no se preocupan por la presencia de menores atados en sus sillas especiales.