Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Pipi" Romagnoli, el ídolo récord
El volante se convirtió en el jugador con más título en la historia de los "azulgranas". En su último partido en el club. Idolo total
13 de agosto de 2014
Es el símbolo de este equipo campeón, es también el ídolo de l hinchada, pero esta noche. Leandro Romagnoli entró a la historia grande de San Lorenzo al convertirse en el único jugador del club en contar con cinco títulos en su trayectoria y nada más y nada menos que la Copa Libertadores de América.

Hasta el momento, el Pipi tiene cuatro estrellas bien grabadas en su pecho y en la memoria de todos los hinchas: el Torneo Clausura 2001, ese certamen doméstico histórico de la mano del chileno Manuel Pellegrini donde se rompió la marca de puntos obtenidos en campeonatos cortos (47) y el Ciclón consiguió llegar a 13 fechas sin degustar otro sabor que no sea una victoria.

También gritó en el plano internacional: tras vencer en la final a Flamengo de Brasil para obtener la desaparecida Copa Mercosur en 2001 y luego de darle una paliza en tierra ajena a Atlético Nacional de Medellín (Colombia) por 4 a 0 en la definición de la Sudamericana 2002.

Luego vino la cuarta alegría, tras consagrarse campeón del Torneo Final 2013 donde fue dirigido por Juan Antonio Pizzi, y tras sufrir con la amenaza del descenso algún tiempo atrás, en un momento crudo de la entidad de Boedo, algo en lo cual no vamos a abundar debido a que hoy hay que ser 100 por ciento positivos.

Hoy logró su quinta estrella y así superó a cinco jugadores que también cosecharon cuatro estrellas para la pechera del club.

Ellos fueron: Roberto Telch, Sergio Villar, Agustín Irusta, Victorio Cocco, Carlos Veglio.

La historia del volante dice, que co apenas 17 años le tocó ponerse la pilcha de San Lorenzo y salir a jugársela en un partido frente a Racing que se llevó a cabo un 13 de diciembre de 1998.

El resultado no fue el esperado: derrota por 3 a 2. Pero de a poco ese purrete que pintaba para figura dejó de jugar al lado de otro crack, Néstor Raúl Gorosito, para tomar la batuta y convertirse en el nuevo conductor e ídolo de un Ciclónque estaba sediento de alegrías. Hoy es una realidad