Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se suicidó asesino de su ex mujer
Antonio González había matado a su ex pareja cuando fue a buscar a su hijo con síndrome de down en Pilar. Hallaron su cuerpo en aguas de Mar de Ajó
18 de agosto de 2014
La Policía provincial encontró el domingo por la mañana, alrededor de las 7, a un hombre ahogado en aguas de la Costa Atlántica, en el límite entre Mar de Ajó y San Clemente.

La víctima apareció en el mar con toda su vestimenta puesta y desde un primer momento los investigadores creyeron que se trataba de Antonio González, que estaba prófugo desde el jueves pasado luego de haber apuñalado a su ex mujer, Carolina Giardino, en Pilar, al norte del conurbano bonaerense.

Fuentes de la Distrital del Partido de la Costa adelantaron que familiares del homicida viajaron junto a una comisión policial de la Comisaría de la localidad bonaerense de Pilar y confirmaron que el cuerpo sin vida era el de Antonio González.

Los investigadores empezaron a sospechar que el hombre ahogado podía ser el asesino de Carolina por los tatuajes que tenía el cadáver: uno en el omóplato derecho y otro en el brazo izquierdo. Y la presunción fue acertada, según revelaron fuentes policiales.

El crimen de Giardino sucedió cuando González -sin aviso previo- se acercó al domicilio para ver a su hijo Joaquín, de 7 años, con síndrome de down, lo alzó y lo llevó hacia su camioneta. Carolina comenzó a molestarse porque temía que su ex pareja se llevara al niño, tal como había amenazado en ocasiones anteriores.

En ese momento, el hombre y la mujer comenzaron a discutir. Una vecina aseguró que en medio de la discusión, ella entró por unos segundos a su casa y cuando volvió a salir a la calle encontró a su amiga herida sobre la vereda, junto a la camioneta.

Carolina recibió una puñalada en el tórax y otra en el abdomen, lo que le provocó la muerte en el lugar, mientras que el sospechoso huyó a bordo del rodado y junto a su pequeño hijo, al que dejó horas después en la casa de su abuela paterna.