Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Nicolás Paladini: "A mi viejo lo mataron"
El hijo del empresario que falleció al chocar su auto en Rosario insistió en que su padre sufrió un hecho de inseguridad. Hay un informe de Gendarmería
2 de octubre de 2014
El hijo del empresario Juan Alberto Paladini, Nicolás, ratificó que la muerte de su padre en una austopista de Rosario no fue un accidente sino un "homicidio".

"Lo de mi viejo fue un homicidio, pero fue un hecho al voleo y tuvo mucha mala suerte. Mi único objetivo es aclarar la situación. Todavía no pude hacer el duelo, pasó lo que pasó y ahora estamos con este tema. Mi viejo no venía como un loquito, sin el cinturón ni nada de eso...", dijo Nicolás Paladini

La palabra del hijo del empresario, quien falleció el sábado 13 de septiembre tras chocar con su auto en las afueras de Rosario, retumbó luego de confirmarse que los peritajes realizados por la Policía de Santa Fe y la Gendarmería dieron resultados diferentes.

"Nosotros solicitamos pericias por nuestra cuenta, con gente especilizada y reconocida. Ya sabíamos que esos impactos en el parabrisas del Audi R8 habían sido provocados desde afuera. Es una vergüenza que tengamos que hacer esto para que se reabra la causa", agregó.

El análisis de Gendarmería conicide con los dichos de la modelo Rocío Guirao Díaz, pareja de Nicolás Paladini, quien había asegurado que su suegro había sido víctima de un episodio de inseguridad: "Nosotros lo pudimos hacer justo porque Rocío es conocida y pudo hacerlo público, pero le debe pasar a mucha gente que no tiene nada que hacer".

El empresario de 64 años, quien integraba el directorio de la empresa frigorífica y de alimentos, murió el último sábado 13 de septiembre cuando su vehículo se salió de la Avenida Circunvalación y volcó en las cercanías del cruce con la autopista Rosario-Santa Fe, en la zona oeste de la ciudad.

"No fue por exceso de velocidad. Y además llevaba puesto el cinturón de seguridad. Los peritajes nuestros dieron así. El auto pega del lado del acompañante, y un pedazo de guard rail se mete por un lateral, arrancando todas las cintas del seguridad y las trabas, pero la computadora del auto dejó constancia de que el cinturón estaba puesto", agregó Paladini.

Por último, y a la espera de nuevos resultados que brindará la investigación en los próximos días, Nicolás Paladini se mostró confiado en que "si la fiscal tiene que retractarse, lo hará, aunque no creo que descarte ninguno de los peritajes".

De las pericias también se concluyó que por las condiciones climáticas no se encontraron huellas de los neumáticos. En consecuencia, no se podrá establecer la velocidad a la que el R8 habría tomado esa curva, aunque sí se podría tener acceso a un estimativo a partir de estudios que se harán a los daños del auto y en el cuerpo de Paladini.