Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Tata" Martino eligió a Pereyra y Pastore
El DT de la Selección utilizará un 4-4-2 en el Superclásico de las Américas del próximo sábado. Será el regreso de Messi a la selección
9 de octubre de 2014
Gerardo Martino dio indicios esta mañana del equipo que utilizará el sábado para enfrentar a Brasil desde las 9 en el Superclásico de las Américas que la Argentina jugará en China.

La novedad es la sorpresa de la presencia del volante Roberto Pereyra, surgido en River, hoy titular en Juventus, entre los titulares, y con la reaparición de Javier Pastore luego de mucho tiempo de no ser convocado a la Selección.

El esquema escogido por el "Tata" fue un 4-4-2 con los siguientes intérpretes: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Martín Demichelis, Marcos Rojo; Roberto Pereyra, Javier Mascherano, Javier Pastore, Ángel Di María; Lionel Messi, Sergio Agüero.

La presencia de Pereyra es peculiar ya que se trataría de su primer partido en la Selección tras la que fue también su primera convocatoria. El volante nacido en Tucumán tiene 23 años y es parte de los 11 del equipo campeón del torneo italiano, la Juventus de Turín, donde entre otros comparte plantel y titularidad con Carlos Tevez.

Entre las particularidades de los 11 elegidos por Martino aparece también el nombre de Javier Pastore, quien reaparece en el equipo nacional luego de que formara parte en los inicios del ciclo de Alejandro Sabella para luego perder terreno hasta el punto de que dejó de ser convocado. El cordobés es hoy figura del PSG y el "Tata" lo incluyó en el equipo que se perfila para salir desde el inicio el sábado para jugar el clásico del continente ante Brasil.

Por su parte, la Pulga" volverá a usar la 10 de la Selección luego de ausentarse en el amistoso con Alemania en el partido que marcó el inicio de la era de Martino, producto de una lesión muscular.