Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pusieron un explosivo para robar un cajero
Ocurrió en una sucursal del Banco Patagonia de Mataderos. Al menos cuatro ladrones volaron un cajero automático y se llevaron $ 1.200.000
15 de octubre de 2014
La madrugada para los vecinos del barrio porteño de Mataderos se vio violentamente interrumpida tras escuchar una fuerte explosión.

Ocurrió en una sucursal del Banco Patagonia, ubicada en Juan B. Alberdi y Guardia Nacional, donde tres delincuentes llenaron de gas el sector de los cajeros y con un mechero detonaron el lugar. El objetivo: robar un cajero electrónico.

La onda expansiva destruyó vidrios y parte de la estructura del banco. Esto les permitió sustraer uno de los cajeros y escapar. El momento fue capturado por las cámaras ubicadas en las inmediaciones del banco. Las imágenes permiten observar el instante posterior a la detonación y en el que la banda escapa del local con el dispositivo electrónico en las manos.

Un auto WW Bora gris los estaba esperando a menos de 30 metros.

Cargaron el cajero y huyeron. Inmediatamente después, efectivos de la comisaría 42 de la Policía Federal llevaron adelante un operativo cerrojo y lograron la detención de uno de ellos.

Se trata de un cuarto hombre cuya función consistía en arrojar clavos "miguelito" a lo largo de varias cuadras para que sus cómplices no lograran ser capturados. Dos de los patrulleros y varios autos pincharon sus neumáticos.

A unas siete cuadras del banco, en la calle Larrázabal, el ladrón fue detectado mientras realizaba la maniobra y fue arrestado. En tanto, los otros tres delincuentes que aparecen en el video lograron escapar con el botín. Se calcula que cada cajero tiene una capacidad máxima aproximada a los 800.000 pesos.

Raquel, una vendedora de diarios de la zona, contó que se escuchó "un estallido, similar a un choque". "Creo que no llegaron a llevarse el cajero y la Policía llegó en seguida", explicó la mujer, quien dijo que los ladrones escaparon hacia la zona de Lugano.