Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mató a un ladrón que se llevaba su hija
Dos ladrones entraron a robar en una casa de San isidro y para llevarse más dinero intentaron secuestrar a una joven. El padre la defendió
19 de octubre de 2014
Un hombre de 63 años mató el sábado de un balazo en el pecho a uno de los tres delincuentes armados que ingresaron a robar en su casa de la localidad de Acassuso, San Isidro, en tanto que sus cómplices fueron detenidos más tarde cuando escapaban con parte del botín.

El hecho ocurrió cerca de las 11, cuando el dueño de una casa de Espeleta al 400 se encontraba junto con un albañil en la puerta.

Según informó el titular de la Jefatura Distrital San Isidro, comisario inspector Eduardo Codina, "estaba el albañil con el propietario de la vivienda destapando un caño y tres delincuentes que pasaban en un vehículo aprovecharon la situación".

Se trataba de un hombre y una mujer armados que dejaron a su cómplice al volante, bajaron del auto Renault Logan en el que se movilizaban, abordaron a las víctimas y las amenazaron con dispararles.

"Los obligaron a ingresar en el domicilio, donde se encontraba la hija del propietario, quien también fue reducida", dijo el jefe policial, y agregó que los ladrones llevaron a las víctimas a una habitación, "maniataron a la chica -de unos 25 años- y los maltrataron, les pegaron algunos cachetazos".

Y comenzaron a revisar los diferentes ambientes de la casa y robaron dos notebooks, teléfonos celulares, relojes, algunas joyas y una pequeña suma de dinero.

El delincuente herido salió corriendo y a unos 40 metros cayó muerto. La mujer, que ya había salido de la casa con la mayor parte de los elementos robados, logró subir al Logan con el tercer cómplice y juntos escaparon de la zona a toda velocidad.

Uno de los vecinos que había observado la secuencia llamó al servicio de alerta 911 para relatar lo ocurrido y dar los detalles del modelo y el color del auto en el que fugaban los delincuentes, por lo que las autoridades montaron rápidamente un operativo rastrillaje en los alrededores.

Los delincuentes fueron detenidos a pocos metros del lugar de los hechos, informó la policía.