Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un asalto a un banco como en Hollywood
Vestidos con pelucas y caretas, tres ladrones asaltaron el banco Credicoop de Avellaneda. Robo sincronizado. Se llevaron un millón de pesos
21 de octubre de 2014
Al menos tres delincuentes armados y con sus rostros tapados con máscaras de hule y anteojos de sol, asaltaron en casi tres minutos una sucursal del banco Credicoop en la ciudad de Avellaneda.

Los ladrones se llevaron una saca con un botín cercano al millón de pesos, mientras era llevada al interior de la sucursal bancaria.

El hecho ocurrió minutos después del comienzo del horario bancario, en la sucursal ubicada en Mitre al 1329. Según informó Claudio Blanco, jefe de la Departamental de Zona Sur, el robo tuvo trabajo previo de inteligencia, y sospechan de que hubo un entregador. "Uno de ellos tenía peluca", agregó.

Apenas el blindado se fue del banco, los tres delincuentes disfrazados coparon el banco, redujeron a los clientes, empleados y vigiladores que estaban en el lugar y cometieron el asalto.

"Eran tres los asaltantes. Estaban fuertemente armados y entraron con máscaras de hule y camperas con capuchas", dijo. Los ladrones escaparon en un automóvil de alta gama, según precisó el jefe policial.

"Eran tres los asaltantes. Estaban fuertemente armados y entraron con máscaras de hule y camperas con capuchas", remarcó el comisario.

Blanco contó que "en pocos segundos, sin disparar un solo tiro ni lastimar a nadie, lograron acceder al sector de cajas, y allí robaron algo de dinero y una de las dos sacas que habían llegado al banco". Asimismo, explicó que la banda no ejerció violencia y que no hubo heridos. De igual forma, el policía sostuvo que las cámaras del banco y de la zona ya están en poder de los investigadores.

Uno de los encargados del edificio lindero al banco ayudó a una de las empleadas, que se descompuso cuando uno de los asaltantes le puso un revólver en la cabeza. "Le dijo que se quedara tranquila porque la iba a matar", relató el vecino