Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murió un hincha de Almirante Brown
La violencia volvió al fútbol. En la previa de un partido de la B Metropolitana chocaron los hinchas de La Fragata y Estudiantes
6 de noviembre de 2014
La violencia en el fútbol volvió a dejar un nuevo muerto para sus estadísticas: otra página negra. Esta vez fue en un choque de barras de Almirante Brown, en la cercanía del estadio de la Fragata, en la previa del partido que debían disputar esta tarde ante Estudiantes, por la decimonovena fecha del torneo de la Primera B Metropolitana, y que finalmente fue suspendido.

El ascenso volvió a ser el escenario de otro duelo de facciones ("La Barra Monstruo", "Los del 20" y "Los Dengues") dentro de la misma hinchada que, en esta oportunidad, dejó un muerto (de 35 años) y cinco heridos graves, uno de ellos un niño de 4 años herido en el glúteo, en un cruce que se produjo en la intersección de Rucci y la Ruta 3.

El vicepresidente de Almirante Brown, Juan Paulenko, dijo a Astersicos.Tv que el enfrentamiento entre barras de su club dejó un muerto y "cinco heridos graves", además de 50 detenidos.

"Estoy muy triste por la familia de Almirante Brown. Para pacificar se hicieron reuniones con distintos sectores de La Matanza pero llegó el momento que hablemos seriamente con el ministro Granados y el intendente Espinosa porque esto ya nos está superando. Así no se puede seguir", agregó Paulenko.

La Aprevide (Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte) suspendió el encuentro de hoy, y le informó al plantel de Estudiantes de Buenos Aires que no se acerque al estadio. Román Díaz, jugador de Almirante Brown, afirmó el enfrentamiento entre las facciones de la barra era algo de lo que se estaba hablando "desde la primera fecha". También dijo que, junto a otros compañeros, fue testigo del enfrentamiento, en el que habría habido cerca de 30 tiros.