Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mató a un joven que quiso asaltarlo
Fue en el barrio de Villa Luro. Un automovilista se bajó de su coche y mató a un supuesto "motochorro". Luego se entregó
2 de diciembre de 2014
Un automovilista se entregó a la Policía y quedó detenido luego de haber matado de dos balazos a un hombre al que acusó de haberle querido robar junto a otros tres cómplices que se movilizaban en moto, en el barrio porteño de Villa Luro.

El hecho ocurrió en avenida Juan B. Justo y Lope de Vega, en la Capital Federal, donde efectivos encontraron al fallecido, de unos 35 años, tirado boca abajo en la calle, con un casco colocado y dos impactos de bala a la altura del pecho.

Fuentes policiales informaron que minutos después del hallazgo del cadáver, un automovilista se presentó en la comisaría 44ta., situada en Manuel Porcel de Peralta 726, a unas 17 cuadras del lugar del hallazgo, y admitió que él había matado a esa persona pero en defensa propia.

De acuerdo a la denuncia que hizo este hombre, identificado por la Policía como Patricio Roitman (36), éste transitaba en su auto Peugeot 307 color negro por Juan B. Justo y Lope de Vega cuando primero advirtió que cuatro delincuentes en dos motos querían asaltar a un automovilista que transitaba delante suyo.

Siempre según la versión de Roitman, estos "motochorros" intentaron abordarlo a él, por lo que se defendió con un arma de su propiedad, una pistola Glock .40, la cual entregó a los policías junto con documentación de la misma que ahora es analizada para determinar si presenta alguna irregularidad.

De acuerdo con las primeras informaciones que recabó la Policía, el automovilista cuenta con permiso para portación de armas pero de legítimo usuario, por lo que la pistola debió tenerla guardada en su casa, explicó a Télam una fuente de la pesquisa.

Este mismo informante indicó que el automovilista, que practica tiro con arma corta, incurrió en algunas contradicciones respecto de cómo sucedieron los hechos, por lo que quedó detenido por "homicidio simple" mientras la Justicia investiga si actuó o no en su legítima defensa.

En tanto, Carlos, un comerciante de la cuadra donde ocurrió el hecho, contó esta tarde a la prensa que él escuchó dos disparos, salió de su local y vio a gente gritando en la calle.

"Una señora gritaba '¡lo mataron, lo mataron!'. Entonces me arrimé y vi a un muchacho tirado Yo pensé que le habían robado la moto al muchacho", indicó el testigo y agregó que momentos después se acercó un vecino y le dijo: "No, éste es el chorro".

El comerciante dijo que este vecino le contó que el hombre que terminó fallecido iba junto a sus cómplices "en dos motos" y "el de un auto, cuando lo quisieron asaltar, le disparó". "Parece que con un ladrillo (el que murió) le rompió el vidrio (al automovilista) y el del auto le efectuó dos disparos", señaló.

Según le contaron a Carlos, el supuesto delincuente, luego de ser baleado, "se quiso subir a la moto y se cayó", tras lo cual, las motos y el auto se fueron y lo dejaron tirado. "Después me enteré que ya se había entregado el que disparó y parece que es un instructor de tiro", añadió el comerciante que se quejó de que en lugar no hay cámaras de seguridad.

El hecho es investigado por la jueza de Instrucción porteña 31, Alicia Iermini, y personal de la Policía Federal que esta tarde procuraba identificar al fallecido y localizar testigos presenciales de lo ocurrido, como el otro automovilista supuestamente asaltado que mencionó el detenido.