Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Quilmes: matan a un jubilado de 65 años
Fue sorprendido cuando iba a ingresar su camioneta a la cochera de su casa. Le pegaron dos balazos y se llevaron el vehículo. Inseguridad
5 de diciembre de 2014
Un jubilado de 65 años fue asesinado de tres balazos al ser asaltado en la puerta de su casa, en el partido bonaerense de Quilmes, cuando volvía de cenar con su esposa.

El hecho ocurrió esta madrugada en la calle Bombero Sánchez al 4000, entre Aníbal Troilo y Viale, en Quilmes Oeste, donde tres ladrones armados interceptaron a Marcos Bentos, arribó a su vivienda en su camioneta acompañado por su esposa, de 62 años.

Dos de los asaltantes, ambos de 18 años, fueron detenidos tras una persecución policial a bordo del vehículo Renault Stepway, propiedad de Bentos.

"No se puede vivir así, en síntesis no se llevaron nada. La camioneta está en la comisaría. No tiene sentido lo que le hicieron, le hubieran pegado un tiro en la pierna, no lo hubiesen matado, tres tiros por la espalda", expresó Darío, hijo de la víctima.

Por su parte, el jefe de la Departamental Quilmes, comisario Fernando Grasso, descartó que el hombre se haya resistido al robo, al remarcar: "Es muy probable que hayan tirado por el solo hecho de tirar".

El hijo de Bentos relató que cuando su madre entró a la casa para "abrir la puerta del garaje desde adentro, escuchó los disparos" y al salir a la calle encontró muerto a su marido, "tirado en la vereda".

En tanto, el comisario Grasso afirmó que al hombre lo mataron tras recibir disparos en la espalda y el brazo. Según la autoridad policial, los ladrones huyeron en la camioneta de la víctima y de inmediato comenzó una persecución policial que duró cerca de 20 cuadras.

De inmediato se detuvo a dos jóvenes de 18 años, con una pistola 9 milímetros marca Bersa con numeración suprimida, mientras el ladrón que manejaba el rodado, logro escapar, manifestó Grasso.

La familia de Bentos volcó sus sospechas en los habitantes de un predio usurpado existente en las inmediaciones de su casa.

"Antes salía a jugar a la pelota a la calle, a cualquier hora y no te pasaba nada, pero desde que llegó esta gente (en referencia a los que usurparon el terreno) la zona se volvió insegura", comentó el hijo del jubilado. Los detenidos fueron alojados en la comisaría quinta de Quilmes, donde se instruyeron las primeras actuaciones por "homicidio en ocasión de robo de automotor calificado por el empleo de arma de fuego".