Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Matan a un abuelo que defendió a su nieta
Fue en Laferrere. El hombre tenía 53 años. Su nieta vio gente sospechosa en su casa y dio el alerta. Le pegaron un tiro en el abdomen sin miramientos
9 de diciembre de 2014
Una chica, de 13 años, fue hasta el almacén del barrio a hacer unas compras, por pedido de su mamá. Cuando volvió se dio cuenta de que algo anda mal, porque los perros ladraban demasiado.

Enseguida vio dos intrusos en el terreno de su familia. Su abuelo, también alertado por los ruidos, salió a ver qué pasaba. En un intento por resguardar a su nieta, recibió un tiro mortal en el abdomen. Los ladrones se metieron en la modesta casa, golpearon a la hija de la víctima y al yerno, para luego escapar con un televisor plasma de 52 pulgadas, un monitor de computadora y algo de dinero.

El drama ocurrió el domingo a la noche en una vivienda ubicada en la calle Loreto al 7100, esquina Pérez de Urdinenea, una zona humilde. En la casa de adelante vive un matrimonio que se casó recientemente, con tres hijos. En la de atrás, los padres de la mujer.

Los delincuentes aprovecharon para entrar cuando la nena salió para hacer los mandados. No bien ella volvió, Ramón Martínez, de 53 años, vio todo desde una ventana e intentó evitar que lastimaran a su nieta. Un disparo en el abdomen lo dejó agonizando en el piso.

Después de pegarle el balazo a la víctima, los ladrones patearon la puerta de la propiedad y entraron. Allí golpearon a la hija del hombre y al yerno. Les robaron y en la huida perdieron el televisor.

Martínez, un humilde trabajador, no resistió a la herida y murió antes de llegar al hospital de Laferrere. Anoche, el fiscal a cargo de la causa, Carlos Arribas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, confiaba en la identificación de los autores del crimen, que serían de la zona.