Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El "Ciclón" sin invicto ante un efectivo rival
San Lorenzo cayó en su casa ante San Martín de San Juan 2 a 1. El ex jugador del club Carlos Bueno abrió el marcador. Aumentó Figueroa
1 de marzo de 2015
San Lorenzo cortó su buen arranque en el campeonato con una derrota en su cancha ante San Martín de San Juan. El equipo de Edgardo Bauza mereció mejor suerte, contó con muchas chances claras pero se topó con un Luis Ardente brillante y se quedó con las manos vacías.

Carlos Bueno y Marcos Figueroa metieron los goles del conjunto sanjuanino y Mauro Cetto había puesto el empate transitorio. Fue 2-1 para la visita y un sabor amargo para el Ciclón que buscaba su tercera victoria al hilo.

El local contó con varias chances: un tiro a quemarropa de Sebastián Blanco y un cabezazo de Cetto que sacudió la base del poste derecho, tras un córner de Romagnoli. A los 27, fue Matías Caruzzo quien pateó y la pelota dio en el travesaño. Y a los 38, Barrientos, luego de otro envío del Pipi, sacó un tremendo cabezazo que también pegó en el horizontal.

Tanto fue el local que, como suele ocurrir, lo terminó pagando en el arco propio. Y justo con un ex hombre de la casa, Carlos Bueno, que no festejó el gol del 1-0.

Con la desventaja, los nervios empezaron a copar la cancha, tanto en las tribunas como en las piernas de los jugadores de San Lorenzo. En la segunda mitad, el equipo seguía yendo pero sin tanta claridad. Empujaba a San Martín. Así, recién a los 33 minutos, tras una pelota parada, lo empató Cetto, tras una pelota parada manejada por Banco.

Todo hacía suponer que el cuarto de hora final sería el marco para que el equipo de Bauza diera vuelta el resultado, pero los sanjuaninos fueron letales en una contra tremenda que coronó Figueroa abajo del arco, tras una gran asistencia del boliviano Gustavo Pinedo Zabala.

"Para mí ninguna derrota es digna. Me voy con mucha bronca, queríamos ganar para seguir ahí arriba y creo que hicimos las cosas bien. El equipo generó muchas situaciones pero nos quedamos sin nada", resumió el entrenador de San Lorenzo después de la derrota 2-1.
El gol de la victoria de San Martín ante San Lorenzo