Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Agustín Orion es el "malo de la película"
La terrible agresión que le provocó a Bueno es polémica. ¿Debería ser sancionado por el tiempo que no juegue el lesionado?. Sería casi un año
23 de marzo de 2015
Agustín Orion es un jugador irascible y la lesión que le produjo al delantero de San Martín de San Juan, Carlos Bueno, supera todo antecedente del arquero que, como en este caso particular, cuenta con varios episodios violentos.

La fractura de tibia y peroné que le provocó a Bueno en el partido entre San Martín y Boca supera toda consideración sobre las circunstancias de un partido, la picardía o cualquier explicación que se intente como la que el propio arquero dio casi como ubicándose en el lugar de la víctima que, a esa altura, ya estaba en un hospital.

Orion llamó a Bueno para disculparse y aclararle que tuvo intención de lastimarlo, y Bueno se las aceptó y dijo que fueron "circunstancias de un partido".

Pero la pregunta es si era necesario que el arquero saliera con tanta virulencia de cortar la jugada.

Desde sus inicios en Midland, el "1" de Boca acumula momentos de intolerancia para con sus rivales, internas en planteles y hasta fue capaz de lesionar a su entonces compañero en Boca Leandro Paredes en la disputa de una pelota durante un entrenamiento en una acción donde el arquero se habría sentido sobrado por el talentoso enganche, a quien terminó golpeando y causándole una rotura de ligamentos en el tobillo izquierdo, lo que lo dejó afuera de las canchas por tres meses.

Son recordados también sus encontronazos con Radamel Falcao García cuando el delantero jugaba en River y Orion en San Lorenzo.

Entonces se cruzaron en distintos partidos luego de que el arquero acusara al hoy jugador del Manchester United de actuar con mala intención en una jugada.

Poco tiempo después volvieron a cruzarse y el "1" le dijo: "La próxima te rompo la cabeza, ¿escuchaste? La próxima te rompo todo, ¿escuchaste? Te arruino. La próxima lo mando al hospital eh? Te aviso, lo mando al hospital".

En la interna, Orion tuvo fuertes peleas con Jonathan Bottinelli en San Lorenzo y en Boca se recuerda el famoso conflicto con Pablo Ledesma, que llegó incluso a los golpes de puño.

En este campeonato, el jugador oriundo de Ramos Mejía sufrió su primera expulsión en Primera División. Fue hace poco tiempo, cuando en el partido con Temperley por la segunda fecha le dio un cabezazo a Juan Ignacio Dinenno.

Recibió entonces una fecha de suspensión. La de ayer, tras el choque con Bueno, fue la segunda y se espera una dura sanción del Tribunal de Disciplina.

La sensación que quedó fue que Orion no hizo todo lo posible por evitar lastimar a su rival. Al momento de quedar cara a cara con él, Bueno ya había tocado la pelota hacia un costado y saltado para eludirlo e irse al gol, pero el arquero, al verse prácticamente superado, levantó su rodilla y provocó la grave fractura del delantero de 34 años, a quien podría habérsele terminado la carrera.

El enojo de la delegación de San Martín de San Juan fue contundente. El presidente del club, Jorge Miadosqui, acusó a Orion de "malintencionado".

El arquero de Boca intentó desligarse de lo ocurrido: "Fue un golpe desafortunado para ambos, esperemos que no sea nada y que tenga una pronta recuperación", lanzó momentos después del partido.

Pero la lesión es grave: con suerte, Bueno podrá volver a jugar recién en un año, y debieron operarlo para colocarle un clavo en la pierna.
Orion le provocó una grave lesión a Bueno