Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Racing el dueño del clásico: ganó 1 a 0
El campeón del fútbol argentino superó a Independiente 1 a 0 con un gol de penal de Diego Milito. Partido emotivo y en paz en Avellaneda
24 de mayo de 2015
El delantero Diego Milito marcó hoy el gol de penal para que Racing Club le gane el clásico de Avellaneda a Independiente 1-0, en el Cilindro, por la decimotercera fecha.

El penal se lo cometió en el primer tiempo Víctor Cuesta a Marcos Acuña y Racing.

Independiente, que acumuló siete partidos sin ganar en el torneo, sufrió la expulsión de su capitán Federico Mancuello, por una dura entrada sobre Francisco Cerro.

El gol que abrió el partido llegó por una inocente falta de Víctor Cuesta sobre Marcos Acuña en el área de Diego Rodríguez que el árbitro Germán Delfino no dejó pasar. Milito, capitán de un Racing que piensa en la Copa, pero que no se olvida con quien está jugando por el torneo local, definió de derecha y convirtió, pese a que el arquero se tiró para el mismo lado.

Tras el gol, Independiente pasaría a adueñarse de la pelota, pero sin peso en ofensiva. La más peligrosa llegó por un remate desde la derecha de Lucas Albertengo, que Saja tapó a puro reflejo cuando la pelota se metía. Pero la Academia también tendría otra chance. Milito esta vez le ganó la espalda a los centrales y molestado por Cuesta no pudo embocar el tiro cruzado que sacó casi cayéndose al suelo.

Independiente salió mejor en el segundo tiempo. Racing se replegó y decidió esperar a ver lo que tenía para entregar el equipo de Almirón. Pero el Rojo le hizo un guiño a su clásico rival con un juego tibio en ofensiva. Y la Academia buscó sacarle provecho.

Lo tuvo el paraguayo Romero con remate desde lejos que se fue apenas desviado. También Bou, ganando por la derecha, con un disparo que también se fue cerca del palo. Milito sería otro con la oportunidad de convertir el segundo. En una jugada preparada recibió de Pillud y su disparo lo tapó el Ruso Rodríguez.

Independiente entró en desesperación y se embarró un poco más. Más cerca del final, más creció Racing con las contras y hasta contó con dos chances más para convertir. Primero, un tiro libre de Bou que Rodríguez tapó abajo y centro bajo de Milito que Gastón Díaz no llegó a empujar. Y en esa desesperación del Rojo, a Federico Mancuello se le fue la pierna y tras una fuerte falta a Francisco Cerro se fue expulsado.

Racing festejó en el clásico. Se sacó la espina de la derrota sufrida en el torneo pasado, en el que fue campeón, y sumó una dosis de adrenalina pensando en el choque del próximo jueves contra Guaraní, en el que deberá remontar el 0-1 de Paraguay para meterse en semis de la Libertadores.
El ídolo, Diego Milito, le da el triunfo al mejor equipo de la Argentina en la actualidad