Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sub 20: la Argentina fue eliminada
El conjunto albiceleste se fue rápidamente del certamen tras la igualdad sin goles con el conjunto europeo. Fin de un ciclo
5 de junio de 2015
El sueño se transformó en pesadilla. La Selección Argentina Sub 20 no pudo ganarle a Austria en la última fecha del grupo B y se quedó afuera del Mundial de Nueva Zelanda. El equipo de Humberto Grondona intentó por todos lados, tuvo situaciones de gol pero el 0 a 0 terminó con las ilusiones de un equipo que llegó como favorito y se fue del torneo demasiado rápido.

Los primeros 50 segundos invitaron a pensar que a la Argentina le ocurrirían los mismos problemas que en el partido frente a Ghana. Desconectado, desconcentrado, los austríacos tuviron dos situaciones claras de gol con un zurdazo de Laimer que despejó Batalla y un cabezazo de Grubeck que Tripichio sacó en la línea. Sin embargo, la Argentina reaccionó. Despacio fue poniendo a su rival contra el arco de Casali, quien se transformó en figura con los minutos. Primero, sacándole un derechazo a Tripichio y después un mano a mano a Gio Simeone, quien antes había impedido que Tripichio marque porque la pelota del futbolista de Vélez que tenía destino de red pegó en las piernas del delantero de River.

Con Angelito Correa encerrado en una doble (y en momentos triple) marca, los dirigidos por Grondona necesitaron de Tomás Martínez y Espinoza para la creación. El de Huracán cambió de punta una y otra vez pero pocas veces tuvo espacio para escapar. Y Tomás, intermitente, metió un gran taco para dejar a Gio frente a Casali en el final del primer tiempo. Pero el arquero y la mala puntería de Gio dejaron todo en cero.

Con los minutos, la Selección cayó en su propia red. Mucha gente para poco espacio. Sin Espinoza, Pavón se alojó por la derecha y Romero Gamarra en la izquierda. Nada cambió. Y así el sueño se fue apagando hasta consumirse. Recién en la última fecha, y con un rival que se sintió comodo defendiendo, el Sub 20 impuso su juego. Ya era tarde. La ilusión mundialista del campeón sudamericano se esfumó en la primera ronda. Demasiado pronto. Demasiado dolor.