Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
EEUU espera poder extraditar a Burzaco
Tras entregarse en Italia por la causa FIFA, le dieron arresto domiciliario. Buscaría aliviar su situación a cambio de información sobre sobornos
10 de junio de 2015
Tras entregarse, el empresario argentino Alejandro Burzaco, que el 27 de mayo pudo escabullirse del hotel de Zurich mientras agentes del FBI ingresaban a arrestar a altos dirigentes de la FIFA, buscaría ahora se informante de los Estados Unidos en la causa por sobornos en la FIFA a cambio de aliviar su situación procesal.

En el mundo del fútbol consideran que los secretos que atesora Burzaco podrían profundizar aún más el escándalo en el fútbol mundial.

El ex CEO de Torneos se entregó a la policía italiana de Bolzano, a pocos kilómetros de la frontera con Suiza, acompañado de cuatro abogados.

Fue tras haber ingresado al país con su pasaporte italiano (también presentó el argentino).

Burzaco era buscado por Interpol, que había emitido “alertas rojas” para agilizar su captura y poder extraditarlo hacia Estados Unidos.

En la redada realizada hace 14 días, en la que el FBI arrestó a siete dirigentes y empresarios de FIFA en un hotel de Zurich, Burzaco fue uno de los primeros en dejar su habitación para bajar a desayunar.

Casi de madrugada habría visto ingresar a los agentes del FBI y, como si nada pasara, permaneció inmóvil, desayunando y fingiendo ser un cliente anónimo, revelaron medios internacionales.

Cuando un empleado le dijo que su habitación también había sido registrada, pagó su cuenta y se fue, y estuvo con paradero desconocido hasta ahora.

Burzaco es uno de los empresarios argentinos involucrados en el caso FIFA, mientras que los otros son Hugo y Mariano Jinkis, que también estarían por entregarse.

Está acusado por el delito de lavado y blanqueo de dinero sucio cuya pena prevista en Estados Unidos es de 30 años de cárcel, pero podría verse reducida si aporta información trascendental a la investigación.

Según la denuncia del FBI, habrían pagado coimas de US$ 110 millones, a través de la empresa Datisa a los dirigentes de la Conmebol, para tener los derechos televisivos y de comercialización de las Copas América 2015, 2019 y 2013 y Centenario 2016. Sean Casey, el abogado que defiende a Burzaco en Estados Unidos, miembro del poderoso estudio jurídico en New York Kobre & Kim, con oficinas en varios países, dijo que su cliente “se entregó para poder acelerar su llegada a los Estados Unidos y afrontar los cargos”. Sean Casey, del estudio Kobre & Kim, no quiso dar más detalles a Clarín de la negociación.