Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Conurbano violento: le cortan el dedo a colectivero
Los delincuentes ya no se conforman con robar, violar o asesinar. Desde hace tiempo también mutilan a sus víctimas. Ahora fue el turno de otro colectivero en La Matanza
5 de septiembre de 2015
Las bestias andan sueltas en la Argentina.

Un colectivero de la línea 378 sufrió la amputación de un dedo por parte de delincuentes que lo asaltaron cuando realizaba su recorrido, hecho durante el cual también le gatillaron un arma en la cabeza. El episodio ocurrió el viernes por la mañana, poco antes de las 6, cuando Matías Emanuel Sayago (27) conducía el interno 172 de la empresa Almafuerte por el barrio Independencia en el cada vez más violento partido de La Matanza y fue abordado por tres jóvenes armados que, tras un forcejeo, le robaron sus pertenencias y le cortaron uno de sus dedos con un cuchillo tipo Tramontina.

El colectivo no llevaba pasajeros, ya que el último había bajado unas cuadras antes, agregó un jefe policial consultado por Télam. Durante el asalto, dos de los ladrones apuntaron su arma a la cabeza del chofer y gatillaron en dos oportunidades, mientras que su cómplice le sacaba sus pertenencias a los golpes.

Antes de bajarse del colectivo, uno de los asaltantes le cortó el dedo anular de la mano izquierda, añadieron los voceros.

Tras el ataque, la víctima fue ayudada por otro chofer que pasaba por el lugar y fue trasladada a una clínica privada de la zona, donde quedó internada.

Los trabajadores del transporte de pasajeros de la empresa Almafuerte de las líneas 378, 218, 284, 325, 622 y 628 realizaron ayer un paro en reclamo de mayor seguridad y compromiso de la empresa para la protección de sus choferes.

Esta mañana, el padre del colectivero asaltado dijo a TN que su hijo "se había quedado solo en el colectivo", al momento de la agresión y que dos de los delincuentes "le gatillaron dos veces en la cabeza, mientras el otro le pegaba".

El hombre, que también es colectivero, agregó: "Es nuestro trabajo y cada vez que salimos besamos a nuestras familias porque no sabemos si volvemos. Mi hijo ahora por suerte está mejor pero sensible por lo que le pasó, cada vez que nos ve a nosotros llora".

"La empresa pone custodia, pero parece que se reproducen los delincuentes. Salimos con miedo: cuando pasamos por Laferrere no sabemos qué puede suceder", concluyó.

La investigación del hecho quedó a cargo de la fiscalía descentralizada de Gregorio de Laferrere y de la Jefatura Departamental de La Matanza.