Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cacería humana sobre los prófugos del triple crimen
Más de 700 policías tienden un cerco sobre los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci luego de que balearan a dos agentes en un control sobre la ruta 20, cerca de Chascomús
31 de diciembre de 2015
En un giro violento de una causa que estremece a la Argentina, los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez, que fugaron de la cárcel, atacaron hoy a balazos a dos policías que los pararon en un control sobre la ruta 20 en la localidad bonaerense de Ranchos, a unos 80 kilómetros de La Plata.

El feroz episodio se produjo alrededor de las 3:30 cuando personal de la policía de esa localidad del partido de General Paz realizaban un control vehicular sobre la ruta 20 e interceptaron una camioneta Ford Ranger gris, cuyos ocupantes atacaron a los uniformados, hiriendo a un hombre y una mujer.

La mujer policía, identificada como Angelina Yudati, fuevtrasladada en estado de gravedad en helicótero al HospitalvChurruca, en tanto que el hombre, llamado Fernando Pensawath, fue llevado al Hospital de Chascomús, donde fue sometido a una intervención quirúrgica.

La camioneta se detuvo a un costado de la ruta y al menos dos de los ocupantes dispararon contra los policías. El ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, confirmó que los que balearon a los policías son los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci, tres de los condenado por el triple crimen de General Rodríguez, que escaparon el domingo pasado de la Cárcel de General Alvear.

Ritondo dijo que "el salvajismo con el que actuaron da cuenta que no les importa morir", expresó el ministro en declaraciones a Radio Mitre, mientras que indicó a un canal de cable que para la su administración "es muy importante que sean atrapados con vida y que sean llevados a la cárcel".

En cuanto a la situación de los agentes heridos, Ritondo informó que "hay una mujer que fue trasladada en helicóptero al Hospital Churruca; el segundo agente es un hombre que fue sometido a una intervención delicada en un hospital de la zona, y luego será llevado también a la ciudad de Buenos Aires". El funcionario indicó que los prófugos usaban armas largas y cortas, y que pudieron ser identificados gracias a las imágenes de una cámara de seguridad.

"Hubo quien dijo que estaban muertos, que se fueron del país, que estaban en San Juan, pero teníamos informaciones de inteligencia que indicaban que estaban en el sur del conurbano y se movían en una Ranger", expresó el ministro.

Los hermanos Lanatta y Schillaci son los hombres más buscados por estas horas sobre todo en los alrededores de Chascomús y, según confirmaron fuentes del caso a Clarín, el cerco se cierra sobre los tres prófugos que el domingo se escaparon del penal de General Alvear. Al trío más buscado los rastrean por aire y por tierra, y la operativo cerrojo incluye a 700 efectivos de todas las fuerzas de seguridad en alerta máxima y con un control especial sobre las cámaras de seguridad a la caza de una imagen que permita atraparlos luego de que esta madrugada balearan a dos efectivos en un control policial apostado sobre el kilómetro 104 de la ruta 20, en los alrededores de Ranchos, en el partido bonaerense de General Paz.

Trabajan en su búsqueda los agentes de la policía Bonaerense, apoyados por un helicóptero, de la Federal y de la Agencia Federal de Inteligencia. Pero hasta los efectivos de la Metropolitana están en alerta. Las fuentes aseguran que cada vez están más cerca de ellos.

Fuentes de la investigación aseguraron que la Policía centró la búsqueda de los tres evadidos del penal de General Alvear en distintos campos de la zona de Ranchos, Lezama, Gándara y Chascomús, donde pudieron haberse refugiado al sentirse cercados. Es que luego del ataque a los policías en el kilómetros 104 de la ruta 20, los tres prófugos regresaron a la camioneta Ford Ranger y continuaron el escape en sentido hacia Chascomús.

Por eso, desde esta madrugada se está "trabajando fuertemente en el rastrillaje" de rutas y caminos del área y está "revisando (las grabaciones de) todas las cámaras" de seguridad en busca de pistas útiles para determinar el camino que siguieron, dijo el ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo.

En la zona donde acribillaron a balazos a los policías, los agentes de la Federal que realizan los peritajes hallaron una docena de vainas de escopeta calibre 12.70 y de fusil FAL y un arma calibre .22 que se les cayó antes de huir.

Se cree que esas armas fueron las que consiguieron el domingo cuando visitaron al amigo de Schillaci, Marcelo Melnyk, apodado “El Faraón”; en su casaquinta de Florencio Varela, de donde también se llevaron dinero.