Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Detalles sobre la detención de Lanatta
Vecinos de la localidad de Cayastá desempeñaron un rol clave en el hecho y ya se pide que les den al pueblo la recompensa de $ 2 millones prometida
9 de enero de 2016
Cayastá, el pequeño pueblo de Santa Fe donde lograron detener a Martín Lanatta, se hizo famoso por la detención de Martín Lanatta, uno de los prófugos más buscados de la Argentina. Incluso, en las redes ya se está pidiendo que a esa comuna le entreguen los 2 millones de pesos prometidos como recompensa por información sobre los prófugos, luego de trascender que varios vecinos fueron clave para lograr la detención.

La vicepresidenta comunal de Cayastá, Verónica Devia, relató que los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, que se habían fugado del penal de General Alvear hace 13 días, se detuvieron a pedir agua en una finca situada en la Vuelta del Dorado, un paraje cercano a Los Cerrillos, antes de volcar en la ruta provincial 1, accidente que terminó con la captura de uno de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez, a quien los otros dos dejaron abandonado a su suerte. Según Devia, el dueño de la vivienda hizo la denuncia policial correspondiente, y eso posibilitó la captura de los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

Los Cerrillos era ya conocido porque en esa zona se mató en la ruta el ex campeón mundial de boxeo Carlos Monzón.

Según indicó LA NACION, los Lanatta y Schillaci partieron a la madrugada del departamento de San Jerónimo y Suipacha, en el microcentro de Santa Fe, a bordo de una camioneta Amarok blanca que le habían robado a un ingeniero agrónomo y plotearon artesanalmente con la palabra y filetes alusivos a la Gendarmería, que ahora se deberá investigar de dónde obtuvieron.

En el distrito de Arroyo Leyes, su paso rápido con el vehículo sin sirena ni luces en el techo llamó la atención de la policía que dio aviso al retén instalado en Santa Rosa de Calchines.

En esa localidad los prófugos no se detuvieron ante las fuerzas policiales y siguieron marcha por la ruta provincial 1 hasta tomar la 62, donde a pocos kilómetros se produjo el vuelco que permitió, horas después, a la detención de Martín Lanatta. Juan Carlos se llama un baqueano que le prestó tres caballos a la policía de Cayastá para ingresar a los campos minutos después del accidente.

Pudieron hallar herido a Martín Lanatta y, ante la seguridad de que los restantes ingresaban a campos de la zona, los efectivos decidieron perseguirlos montados en caballos.

"Los presté porque los policías de acá conocen bien la zona. A esos lugares, a pie no llegás. Ellos conocen. ¿Por qué lo hice?. Porque hay que ayudar. Todos tenemos que ayudar. Estamos orgullosos de nuestra policía", dijo el vecino.