Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Primer clásico para River con escándalo
Venció 1 a 0 en Mar del Plata en un partido plagado de infracciones y juego brusco. El xeneize terminó con 8 jugadores. El gol lo hizo Pisculichi de penal
23 de enero de 2016
El superclásico del fútbol argentino no arrancó de la mejor manera, ya que River derrotó 1 a 0 a Boca en un encuentro con mucho juego brusco en el que hubo cinco expulsados.

El gol lo hizo Leonardo Pisculichi de penal a los 18 minutos del primer tiempo.
Boca quedó con ocho por las expulsiones de Jonathan Silva, a los 10 minutos del primer tiempo, y Gino Peruzzi, a los 20 y Daniel Díaz, a los 33, estos últimos en el complemento.

En River también vio la tarjeta roja el defensor Jonathan Maidana, a los 35 y Leonardo Pisculichi, a los 39, ambos de la etapa final, aunque éste último estaba en el banco de suplentes tras haber sido reemplazado.

Para colmo, el final fue a toda orquesta violenta, ya que los jugadores terminaron a las piñas. El bochorno fue total.

La sociedad de Tevez y Osvaldo casi no gravitó.

El ríspido trámite siguió siendo moneda corriente y cada dos toques, un jugador seguro iba al piso.

A los 17 Mora ejecutó un tiro libre que pegó en la mano de Tevez, dentro del área, y Loustau sancionó penal a instancia de no de sus asistentes. La pena máxima la ejecutó Pisculichi con un remate bajo a la derecha de Orión, que eligió la otra punta, y así River, sin casi haber llegado al arco se puso en ventaja.

El equipo de Marcelo Gallardo se hizo fuerte en el juego de Ignacio Fernández y la capacidad de Luis González, mientras que Ponzio fue el único "cinco" natural que ofreció.

La fuerza de voluntad y la experiencia de Tevez le permitió sacarse de encima a Álvarez Balanta y fue directamente hacia Barovero, pero cuando estaba por definir se cruzó Maidana y el balón se fue cerca del poste derecho.

La presión de Boca, con un hombre menos, hizo pasar zozobra a un River que trató de estar atildado y sin perder la línea, pero careció de la puntada final para poder llegar con peligro.

En el partido sobraron las faltas y las expulsiones.