Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La mujer del intendente estaba embarazada
El jefe comunal de La Calera confirmó que su mujer tenía tres semanas de gestación cuando fue asesinada a balazos y consideró que la mataron por una "venganza política"
2 de febrero de 2016
Romina Celeste Aguilar, la esposa del intendente de La Calera, estaba embarazada cuando la asesinaron.

Así lo confirmó su esposo, Diego Lorenzetti, quien apuntó a la hipótesis de que el crimen fue motivado por una venganza política, luego de que se conociera que antes del homicidio él recibía amenazas telefónicas.

“Estábamos en una etapa de algo que yo esperaba hace años, que era su embarazo. Hace seis o siete meses estábamos buscando nuestro segundo hijo”, dijo Lorenzetti y confirmó que, al momento en que recibió los dos balazos mortales, su mujer tenía tres semanas de gestación.

Aguilar fue asesinada el sábado a la mañana cuando salía de su casa.

“Se levantó, sacó la camioneta y, cuando fue a cerrar el portón, la ejecutaron. La mandaron a matar. Eso se me puso en la cabeza y no me lo saca nadie”, dijo el intendente.

Admitió que pensó que las amenazas telefónicas que había recibido antes del crimen eran “solamente era para asustarme”. Y deslizó: “En dos años tuve un crecimiento muy grande en mi departamento, por mi gestión, y a algunos eso no le caía bien”.

Lorenzetti reveló que él y su hijo de 15 años se están mudando. “Esto es complicadísimo, es como empezar la vida de nuevo”, dijo y añadió que el chico tiene miedo: “Se quiere ir urgente de la casa y ya hemos conseguido lugar”.

Además contó que le pidió “custodia a la jueza”, descartó la hipótesis de las deudas de juego “totalmente”, contó que tiene dos caballos y dijo: “No debo ni me deben (dinero)”.