Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mujeres diferencian lo social y lo laboral
El 54% de las consultadas que tienen empleo dijeron que desean tener una clara diferencia entre su vida personal y profesional, y lidera el uso de internet
8 de marzo de 2016
El 54% de las mujeres consultadas que trabajan desean tener una clara diferencia entre su vida personal y profesional

Para lograr este objetivo utilizan a diario las herramientas que entrega la banda ancha móvil. Las mujeres que trabajan lideran el uso diario de servicios de internet y son también las que más poseen y usan dispositivos y servicios móviles.

La brecha de género es evidente en cuanto a la propiedad de dispositivos y el uso de internet; sin embargo, esta brecha se está acortando entre los grupos más jóvenes.

#pledgeforparity (compromiso por la igualdad de género) es la consigna del Día Internacional de la mujer a nivel mundial.

En un informe elaborado especialmente para el Día Internacional de la Mujer, Ericsson ConsumerLab analizó estudios basados en las mujeres y la tecnología, que representan las opiniones de 189 millones de hombres y mujeres en Latinoamérica. Este informe indica que se está avanzando hacia la igualdad de género, especialmente con respecto al uso de internet.

Entrevistó a personas de diferentes edades y estados civiles en seis países de la región . Los resultados muestran que un 54% de las mujeres que trabajan desean tener una clara diferencia entre su vida personal y profesional. Asimismo, ellas se preocupan más por alcanzar un estatus social más alto que las mujeres que no trabajan.

“Los dispositivos móviles y servicios digitales pueden ayudar a las mujeres a mantenerse actualizadas y asequibles, así como a alcanzar sus objetivos”, indica Diana Moya, Directora de Ericsson ConsumerLab para Latinoamérica y el Caribe. Actualmente, en los países en donde Ericsson realizó el estudio, las mujeres están un paso más atrás en lo que respecta a la propiedad de dispositivos, uso de servicios digitales e internet. Sólo el 42% de mujeres posee un smartphone, en comparación con el 47% de hombres, asimismo, el 15% de mujeres posee tablets en comparación con el 19% de hombres. La diferencia también se da en la intención de compra, un 31% de mujeres indica que adquirirán un nuevo smartphone en los próximos 12 meses, frente a un 38% de hombres.

Moya afirma: “En Brasil, vemos que la brecha en la propiedad de smartphones se ha reducido con el tiempo, especialmente entre los grupos más jóvenes. Por ejemplo, en el 2010, solo el 4% de mujeres entre los 15 y 20 años era propietario de un smartphone frente a un 12% de hombres. Sin embargo, en el 2014, la propiedad ha alcanzado un 62% tanto para hombres como para mujeres en dicho grupo etario.

El análisis también examina las diferencias entre las actividades de telefonía móvil diarias de las mujeres en distintos grupos de edad, solteras frente a casadas y amas de casa frente a profesionales. Las mujeres más jóvenes tienen más dispositivos y en consecuencia tienen más experiencia en lo que respecta a tecnología. El 33% de las mujeres solteras pasan más de tres horas en -internet en casa frente al 22% de las mujeres casadas. Finalmente, las amas de casa pasan más tiempo reproduciendo videos y música por internet, pero las mujeres que trabajan lideran en el uso diario de los servicios de internet más que los de entretenimiento.

El tema a nivel mundial de 2016 del Día Internacional de la Mujer es #pledgeforparity (compromiso por la igualdad de género). Moya afirma: “Es interesante como en los distintos géneros se puede ver una diferencia en la propiedad de dispositivos y en los hábitos online. Pero, tengo la seguridad que tenemos que buscar la igualdad en el uso de las tecnologías en general, ya que definitivamente hay evidencia contundente que aquellas personas que poseen un mayor porcentaje de dispositivos y tienen más cercanía y experiencia con la tecnología, tienen un mejor acceso a múltiples servicios y , por lo tanto, pueden acceder a una vida más fácil.