Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Turismo hot: se viene el crucero sexual
Está diseñado especialmente para parejas que tengan una "mente abierta" y quieran llevar su sexualidad "a un nivel nuevo". Ya venden tickets
10 de junio de 2016
La compañía mexicana Original Group está preparando para el año que viene el Desire Cruise, el primer crucero sexual.

El viaje durará ocho días y tendrá lugar entre el 26 de septiembre y el 3 de octubre de 2017. Podrán disfrutar de él cerca de 700 personas que busquen experiencias nuevas. Está diseñado especialmente para parejas que tengan una mente abierta y quieran llevar su sexualidad a un nivel nuevo.

El buque elegido para esta salida es el Azamara Quest, que cuenta con 180 metros de eslora y 25 metros de puntal.

El Mediterráneo y el Adriático serán los mares por donde navegará el Desire Cruise, aunque sus escalas en Italia, Croacia y Eslovenia parecen no ser el mayor de los atractivos para los pasajeros.

El barco está equipado con restaurantes, bares, casinos y ofrecerá sex shops, diferentes salones eróticos y zonas 100% nudistas. Además contará con piscinas donde mallas y bikinis serán opcionales. Toda una experiencia picante y sensual.

El CEO de Original Group, Rodrigo de la Peña, explicó al ‘Miami Herald’ que será una aventura única que dejará huella en sus pasajeros. “Estamos encantados de llevar al mar nuestros más de 30 años de experiencia en la creación de atmósferas sensuales para adultos. No tenemos ninguna duda de que el crucero cambiará la vida de quienes lo prueben”, relató. A pesar de que falta más de un año para que el crucero sexual emprenda su viaje, ya están a la venta los primeros tickets.

Será un barco repleto de lujos y comodidades, por lo que su habitación más económica cuesta cerca de 2.700 euros.

Luego habrá que sumarle los servicios adicionales que pueden contratar los pasajeros. Las vacaciones pueden llegar a costar más de 10.000 euros.

La compañía ya se encargó de dar a conocer las diferentes prohibiciones, ya que la temática sexual no implica un vale todo.

No estará permitido superar unos niveles de ruido después de la medianoche; queda terminantemente prohibido que la tripulación mantenga relaciones con los pasajeros; en las zonas públicas y en los restaurantes habrá que ir vestidos; no se permitirá grabar en vídeo o tomar fotografías -para resguardar la privacidad de los involucrados-, y, la más importante, recalcan que ante una negativa a una proposición sexual no se debe insistir. Falta un año para que zarpe el primer crucero sexual, pero la compañía ya anunció que tiene otra edición prevista para 2018.