Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los argentinos están disconformes con la economía pero felices
Lo reveló una encuesta de Latinobarómetro. Solo el 20% está satisfecho con el rumbo económico del país pero el 80% es feliz en su vida personal
5 de septiembre de 2016
Una encuesta anual elaborada por la ONG Latinobarómetro, reveló que el sentimiento generalizado entre los argentinos es de satisfacción con su vida personal pero disconformes con la marcha de la economía. El relevamiento toma las opiniones de 20.000 ciudadanos en 18 países de América latina, incluyendo 1.200 de Argentina.

El estudio, que se realiza anualmente desde 1995, detectó este año un declive generalizado del progreso y bienestar, con Brasil y Venezuela encabezando los registros más bajos de satisfacción. Argentina se situó en la mitad de la tabla, con el 19% de los encuestados que se mostraron conformes con la marcha de la economía.

Pero por otro lado, el trabajo mostró un alto índice de satisfacción con la vida personal. En promedio, un 75% de los latinoamericanos se calificaron como felices. República Dominicana encabezó la tabla de felicidad con un 88%, y Venezuela quedó último con 58%. Argentina se situó en el sexto lugar con un 80%; algo mejor que Uruguay (79%) y bastante por encima de Brasil (61%).

"Este año, la satisfacción económica llegó a su punto más bajo a nivel regional desde 2005", sostuvo Marta Lagos, directora de Latinobarómetro, una organización sin fines de lucro con sede en Santiago de Chile que cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América latina (CAF), y el Instituto de Integración Latinoamericano (Intal), entre otros.

"Al mismo tiempo -comentó Lagos-, los gobiernos regionales perdieron en promedio un 22% de aprobación. Gobernantes progresistas que habían logrado altos índices de apoyo los perdieron, como Dilma Rousseff en Brasil, que terminó destituída, de Michelle Bachelet en Chile que había concluído su primer mandato con 60% de imagen positiva y hoy sólo tiene el 20%; o el caso de Argentina, donde en las últimas elecciones triunfó la oposición", explicó.

Para la directora de Latinobarómetro, "hubo un cambio de actitud de la población. Ya no basta con salir de la pobreza y acceder al consumo. Hoy se demanda mayor seguridad, acabar con la corrupción, mejor salud y educación", destacó. De hecho, estas temáticas encabezan el listado de preocupaciones de los latinoamericanos, junto con un creciente temor a la desocupación. La violencia y ser víctima de un delito fueron los temores más mencionados. La mayoría consideró que la violencia intrafamiliar, y especialmente el maltrato hacia las mujeres y los niños son más graves que aquella que se enfrenta en las calles. Esto constituye, según Lagos, "un dato que antes no aparecía y tiene que ver con una toma de conciencia, más que con una mayor frecuencia de estos episodios".

El estudio también indagó sobre el rol de los medios y su influencia en la sociedad. El 68% de los encuestados valoró positivamente su labor. Un 54% los calificó como "críticos", y un 33% dijo que mayormente apoyan al gobierno de turno. En promedio, la radio (55%) resultó más confiable que la televisión (48%) y los diarios (47%). Brasil registró la mayor confianza en los medios (82%), y México el menor (51%). Argentina se situó debajo del promedio, con un 56%. Sin embargo, la preponderancia de los medios tradicionales tiende a caer y a partir de 2010 se nota un auge de las redes sociales como fuente primaria y más creíble de información.