Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un video muestra al carnicero de Zárate amenazando al ladrón
"Te mato. No me importa ir preso", afirma Daniel Oyarzún mientras insulta al delincuente. Las nuevas pruebas complican al acusado de homicidio simple
19 de septiembre de 2016
Un nuevo video que se conoció la semana pasada reproduce el instante posterior a cuando el carnicero Daniel Oyarzún atropella contra un poste a Brian González, un delincuente que había entrado a robar en su negocio. "La concha de tu madre, te mato. No me importa ir preso", gritaba el comerciante mientras el ladrón agonizaba entre el auto y el poste.

Las imágenes, que muestran los insultos y golpes de Oyarzún hacia el delincuente inmóvil, podrían complicar la situación procesal del comerciante. Una mujer le pedía a los gritos: "¡Pará Billy!", que es el apodo del carnicero. El delincuente finalmente murió por los politraumatismos generados por la embestida y Oyarzún se mostró arrepentido: "Si pudiera volver el tiempo atrás, no lo haría. No sé qué me pasó en ese momento. Estoy totalmente arrepentido", dijo entre lágrimas.

"Soy una buena persona, un buen padre", declaró ante la prensa cuando el viernes pasado salió en libertad. "En ese momento, sólo quería recuperar lo mío", argumentó tras exigir más seguridad para los argentinos. "Hay que meter mano firme. Tenemos una Argentina muy bonita. Necesitamos más seguridad. No nos pueden ocurrir más estas cosas a los argentinos", sostuvo.
El último viernes, la jueza de Garantías Graciela Cione lo liberó luego de aceptar la excarcelación extraordinaria que habían solicitado los abogados defensores. En su casa de Zárate, y con su mujer al lado, aseguró: "Si hubiese más seguridad, esto no me habría pasado".

El carnicero quedó imputado por "homicidio simple" por la muerte de González cuando intentaba recuperar el dinero que le habían robado. Mientras espera el avance del proceso judicial en su hogar, les agradeció el apoyo a los vecinos de la localidad bonaerense, quienes el último miércoles marcharon a la Municipalidad pidiendo su libertad.

"La carnicería es el lugar donde yo trabajo para poder sobrevivir", explicó el hombre. Y agregó: "De mi carnicería sale todo: la plata para comer, para los gastos que hay que pagar y para pensar en el futuro". Cuando le consultaron sobre la reacción que lo llevó a perseguir y atropellar contra un poste al ladrón en cuestión, dijo: "Si un chico tiene dos caramelos y le sacas uno, se enoja".

"Hay que pedir ayuda para tener más seguridad. Esto pasa porque no tenemos seguridad para ser libres. Tenemos que salir y no tener miedo en la calle", reflexionó Oyarzún, cuya familia tiene custodia policial por miedo a represalias por parte de los familiares del delincuente fallecido.