Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un camión fuera de control atropelló y mató a padre e hijo
Ocurrió en Villa Real cuando un policía y su hijo de 17 años volvían de la cancha, un conductor cruzó un semáforo en rojo, derribó árboles y los chocó
19 de septiembre de 2016
En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se ve a un camión a toda velocidad que sube a la vereda, arrasa árboles y embiste brutalmente contra un auto al que arrastró durante no menos de 30 metros. El impacto mató en el acto a un policía federal y a su hijo de 17 años, que volvían de la cancha de Racing.

El accidente ocurrió en la intersección de Irigoyen y Tinogasta, en Villa Real, y sorprendió a los vecinos, que tuvieron que intervenir para evitar la fuga del conductor que se encontraba alcoholizado y llevaba a una niña de 6 años en el asiento del acompañante, según informaron fuentes policiales. El test de alcoholemia reveló que tenía 0.64 de alcohol en sangre.

"Después de matarlos, en ningún momento atinó a asistir a ninguna de las víctimas", dijo Federico, un joven que presenció el choque fatal. "Apareció a toda velocidad. Cuando te acercabas al camión, se sentía mucho olor a alcohol", precisó ante los medios. Todos los testigos coincidieron en que el hombre no era consciente de lo que había pasado. "Al auto lo arrastró unos 30 metros y los ocupantes murieron en el acto", agregó el vecino.

Fuentes policiales informaron que el camionero circulaba a alta velocidad por la calle Irigoyen cuando impactó contra un Volkswagen Bora que iba por Tinogasta. Un testigo del accidente confirmó que el acusado cruzó el semáforo en rojo. "Tuve que salir corriendo, sino me llevaba puesto a mí también", declaró.

El hombre describió que la escena parecía de una película de acción, ya que el conductor perdió el control del camión a toda velocidad. Las víctimas fatales regresaban de ver el partido que jugaron Racing y Defensa y Justicia en Avellaneda. Tras colisionar contra el Bora, el camión arrancó un árbol y terminó incrustado en una vivienda. El responsable intentó escapar, pero fue cercado por los vecinos. Ahora está detenido.