Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Marchan en Mendoza bajo la consigna #NiUnaMenos
Vecinos se movilizan desde las 18 en la capital provincial para pedir justicia por las muertes de Janet Zapata, Julieta González y Ayelén Arroyo
28 de septiembre de 2016
Sacudidos por los tres femicidios que se conocieron en los últimos tres días, los mendocinos marcharán esta tarde por las calles céntricas de la capital provincial bajo la la consigna #NiUnaMenos con el objetivo de pedir justicia para las víctimas y un límite para la violencia machista.

La vecinos se movilizarán desde las 18, desde la esquina de Garibaldi y San Martín, tras conocerse los casos de Janet Zapata, Julieta González y Ayelén Arroyo, que aparecieron muertas en las últimas horas y se sumaron a otras mujeres de la provincia que fueron víctimas de la violencia de género en este 2016.

Tras la conmoción que causaron los femicidios de Janet y Julieta, hoy se sumó el caso de Ayelén, que tenía 19 años y murió apuñalada por su padre, Roque Arroyo (54). Al hombre le habían colocado una orden de restricción perimetral luego de que la chica le realizara, dos semanas atrás, una denuncia por abuso sexual.

Janet (29) fue hallada muerta el lunes con dos tiros en el pecho el lunes en un descampado luego de que su familia la reportara desaparecida el pasado Día de la Primavera.

El lunes había quedado detenido su marido, Damián Minoti, quien la habría mandado a matar porque la mujer le había dicho que lo dejaría. Según la investigación, Minoti le habría pagado 15 mil pesos a Claudio Quiroga y Juan Orlando Manzano Beccaceci para que la asesinaran. Los dos sicarios fueron detenidos ayer.

El otro femicidio reciente es el de Julieta (21), quien también había desaparecido el 21 de septiembre. Ayer, un maquinista que trabaja en la zona cercana al penal de Almafuerte, en Luján de Cuyo, alcanzó a ver un cuerpo a un costado de la ruta y avisó al 911.

El rostro de Julieta estaba casi irreconocible por los golpes y tenía las manos y los pies atados con alambres. La autopsia reveló que llevaba 48 horas sin vida y que murió por un golpe en la cabeza con un elemento contundente.

Los investigadores sospechan de un hombre con quien habría mantenido una relación amorosa. “Era muy reservada, no me contaba con quién salía”, dijo su mamá.