Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Preocupa ataque a un funcionario que denunció a la ART de Encargados
Se trata del superintendente de Seguros, al que golpearon en el estacionamiento de la propia Superintendencia, dejaron maniatado y se fueron a su casa, donde revolvieron todo
7 de octubre de 2016
El superintendente de Seguros de la Nación, Edgardo Podjarny, salía de su oficina y tres personas golpearon y dejaron maniatado en la cochera junto al sereno, le dijeron: "Sabemos quién sos, de qué laburás". Fueron a su casa, le dieron vuelta el departamento y no se llevaron nada.

Sabían su cargo. La dirección de su casa. Y qué había hecho la noche anterior. Los delincuentes --al menos tres--que el jueves por la noche lo interceptaron en la puerta de la cochera de su trabajo "lo sabían todo".

Lo golpearon en la cabeza, lo dejaron 3 horas maniatado junto al sereno del estacionamiento y se fueron a su domicilio. El que "dieron vuelta" sin llevarse "nada de valor". Así lo denunció en la Comisaría 2da de la Ciudad de Buenos Aires.. Su entorno no descarta un "apriete".

"Nosotros estamos sufriendo operaciones de prensa desde que inciamos la gestión. Como que somos 'rigurosos' con las inspecciones a las compañías y los capitales", cuenta Guillermo Héctor Bolado, vice de la superintendencia.

"No queremos hacer un juicio de valor, pero no descartamos ninguna hipótesis. Hacía más de 10 años que no se denunciaba a una aseguradora y nosotros lo hicimos", delimita.

Bolado habla de Interacción SA, la ART del sindicato de los encargados de edificio (Suterh), conducido por Víctor Santa María, donde en julio pasado encontraron un faltante millonario en el balance de 2015. "Cosas que el gobierno anterior dejaba pasar", resalta. La causa la tiene el juez Claudio Bonadio.

El ataque se produjo en las cocheras ubicadas frente al edificio de la Superintendencia de Seguros (Julio A. Roca 721), y Bolado revela un dato que levanta sospechas: "Ya tenían la dirección de su casa, no sabían el piso. Le pidieron la llave y se fueron en su auto a la casa. Lo dejaron sangrando [tiene heridas cortantes en la cabeza y la cara] pero no le robaron ni el reloj, ni la billetera".

Y lo que pasó en la casa de Podjarny --a 40 cuadras de la Superintendencia y donde estaba su mujer, su hija de 22 y su hijo de 17---también es motivo de "susto e incertidumbre".

Los delincuentes ingresaron al edificio en otro auto, no en el del superintendente. Hablaron con el seguridad y estuvieron en la cochera de la familia durante 40 minutos. "Se llevaron poco dinero, no robaron celulares ni joyas. Pero dieron vuelta todo", detalla Bolado.

Y sigue: "A Podjarny le dijeron 'anoche te salvaste porque estabas con el vicesuperintendente'. Es verdad que estaba conmigo. Nos vieron el miércoles a la noche en la puerta de la cochera".