Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mar del Plata: violan y asesinan a una chica de 16 años
Lucía Pérez fue drogada, violada y asesinada por al menos dos hombres, que están detenidos. Los padres sin consuelo, los calificaron de "animales"
13 de octubre de 2016
Lucía estaba en el último año de la secundaria y tenía inclinación por el arte. “Podría haber sido veterinaria, le apasionaban los animales”, contó su mamá. Hace poco, había ido a Tandil con su papá al recital del Indio Solari.

“El cuerpo habla y ella no consumía drogas, sin embargo le dejaron la nariz bordó de toda la cocaína que le metieron. No fue una sobredosis, la mataron dos animales”, contó llorando Marta Montero junto a su marido, Guillermo Pérez.

“Nos sacaron a una hija, no lo voy a superar nunca”, dijo el padre. “Queremos cárcel de por vida, que no estén 10, 15 años presos y después salgan para hacer lo mismo. A mi hija la mataron como se mataba a la gente en la época de la dictadura, ¡la drogaron, la violaron y la empalaron! ¿Quién hace algo así?”, planteó el papá. “Ella no salía nunca de noche, y esa vez fuimos porque se lo había prometido. Era una adolescente, una nena y estos animales la dejaron sin futuro”, añadió.

“Somos gente de trabajo, que trabaja para mantener a su familia (tienen otro hijo, Matías, de 19 años), para mandarlos a la escuela y que sean buenas personas. Ella confió, no tenía maldad”.

Por momentos quebrados, apoyándose, insistieron en pedir “una pena ejemplar”, porque “no se puede calificar lo que hicieron: merecen cuatro, cinco cadenas perpetuas y eso es poco, no pueden salir de la cárcel”. Es que uno de los detenidos es el hijo de un reconocido escribano de la ciudad: “Siempre pasa, contactos, plata de por medio y tenemos otra María Soledad (Morales)”, dijeron.

Los asesinos quisieron hacer creer que Lucía había muerto a causa de una sobredosis de cocaína. Se sospecha que aún estaba inconsciente cuando la lavaron, la vistieron y la llevaron a un centro de salud barrial: “Se desplomó”, dijeron al ingresarla el sábado pasado en una sala de primeros auxilios de Playa Serena.

Los médicos intentaron reanimarla, un procedimiento urgente y necesario que terminó resultando en vano porque la chica había muerto minutos antes. Pero los asesinos no pudieron ocultar los vejámenes a los que la habían sometido y que fueron los que finalmente le provocaron la muerte: tras drogarla y violarla, la empalaron. “Fue sometida a una agresión sexual inhumana”, sintetizó la fiscal del caso.

Por eso hecho hay dos detenidos, de 23 y 41 años, quienes según confirmó la fiscal María Isabel Sánchez conocieron a Lucía el viernes y la volvieron a ver el sábado. La llevaron a una casa y allí la drogaron, hasta violarla y luego matarla.

Con la adolescente ya sin vida, fueron hasta un centro asistencial y quisieron simular que la muerte se había provocado por una sobredosis. Ayer se ordenaron las detenciones de los ahora imputados. Y se allanó la casa y se secuestró el vehículo en el que se movían los hombres.