Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cuestionan a la policía por muerte de taxista secuestrado
Fue capturado en Capital y por su rescate exigieron 200.000 pesos. Intervino la Federal, se frustró el pago y el hombre terminó muerto en La Matanza
18 de noviembre de 2016
Un taxista fue asesinado a balazos por la espalda en La Matanza por un grupo de secuestradores que lo había capturado en la Capital y le exigía a sus familiares un rescate de 200.000 pesos para liberarlo.

Se trata de un caso extraño. La Policía detuvo a uno de los captores, que según las primeras versiones difundidas anoche por fuentes del caso, tendría 16 años.

Sin embargo, la actuación de la Federal quedó en la mira por cómo manejó la situación.

Por eso, el juez que lleva la causa, Luis Rodríguez, ordenó detener al jefe Antisecuestros de la Policía Federal y otros tres efectivos, aunque a las pocas horas fueron liberados.

El fiscal Carlos Stornelli sospecha que los secuestradores mataron a la víctima porque se cortó el pago y que en esa decisión tuvo que ver la Policía.

El hecho se inició alrededor de las 15 cuando la víctima, identificada como Alberto Sarubbi (63), fue capturada cuando transitaba en su taxi -un Fiat Siena- por Capital.

Al menos dos secuestradores armados se lo llevaron cautivo en dirección al Gran Buenos Aires.

Según las fuentes, hasta anoche no estaba claro si el taxista permaneció secuestrado a bordo de su vehículo o si lo pasaron a otro.

Durante el cautiverio, que duró varias horas, los captores se comunicaron con la familia de la víctima y le exigieron el pago de 200 mil pesos de rescate, hubo al menos 10 llamados.

Familiares del taxista habían empezado a juntar el dinero, pero aparentemente los agentes de la Federal les dijeron que no activaran el pago.

Ante esta situación intervino el personal de la División Operativa Central (ex Antisecuestros) de la Policía Federal, y el fiscal -ex ministro de Seguridad bonaerense durante el gobierno de Daniel Scioli- Carlos Stornelli.

Las fuentes señalaron que una vez avanzada la negociación, parte de la banda de captores aparentemente fue a cobrar el rescate y en esas circunstancias se tiroteó con los policías que los estaban buscando. En medio del enfrentamiento cayó uno de los secuestradores, que sería un adolescente menor de edad.

El rescate no se llegó a pagar y se sospecha que mientras se producía el tiroteo, la víctima estuvo cautiva en otro lugar junto a otra parte de la banda que poco después la asesinó a balazos por la espalda y abandonó el cuerpo en la calle 1009 del barrio Villegas, en el partido de La Matanza.

A unos 700 metros de donde fue hallado el cadáver, los policías secuestraron el taxi de Sarubi.

El episodio resulta confuso para el fiscal Stornelli, por eso dispuso que agentes de Gendamería Nacional lleven a cabo los peritajes en la escena del crimen.

Las primeras hipótesis que manejaban los investigadores sobre las razones por las que los captores asesinaron a Sarubi, apuntaban a una represalia por el tiroteo y el pago frustrado. Aunque no descartaron que un intento de fuga de la víctima haya provocado provocar su muerte.

No se trata del primer caso de una víctima que es secuestrada en Capital y luego asesinada en Provincia.

Uno de los hechos más resonantes fue el de Juan Manuel Canillas (23), capturado el 12 de julio de 2002 en la Ciudad.

Después de cobrar el rescate lo mataron en la localidad bonaerense de Vicente López.