Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mar del Plata: giro inesperado en caso de mujer e hija baleadas
Denunció que la atacaron en la calle cuando iban a la playa pero luego admitió una mentira: los tiros iban dirigidos a su novio, un prófugo de la Justicia, en un ajuste de cuentas
3 de enero de 2017
Un giro inesperado se produjo en el caso de la mujer baleada junto a su hija en Mar del Plata.

A los agentes marplatenses de la Policía desde un primer momento no les cerró por qué atacarían a tiros en plena vía pública a una mamá de 33 años y a su hija, de 9, cuando iban a la playa.

Descubrieron que en realidad fueron baleadas en su casa y que la agresión iba dirigida al novio de la mujer, un hombre que se escapó del penal de Viedma en julio, y fue en el marco de un ajuste de cuentas.

Por ello, el fiscal del caso la acusa ahora de falso testimonio.

La primera información que dio la mujer, identificada como Alicia, a la Policía fue que iba caminando con su hija, de nombre Corina, por la avenida Camet, justo en el cruce con Beltrán, en la costanera de Mar del Plata, cuando desde un auto salieron varios disparos y algunos de ellos las hirieron. Decía que los tiros provenían de un coche a alta velocidad.

“La niña tenía un orificio de entrada y de salida en una de sus piernas y está fuera de peligro, en una sala común. En tanto que la madre tenía dos impactos, en rodilla y tobillo y fue derivada al Hospital Interzonal”, confirmaron desde ese centro médico. Fueron los médicos quienes llamaron al 911 para dar aviso de la agresión que sufrió la mujer y su hija.

"Ya nos mintió dos veces, no sabemos si volvió a mentir. Estamos investigando: ella dice que fueron tres personas las que entraron a su domicilio y las balearon", dijo.

"Era muy temprano, entre las 7 y las 7.30 de la mañana. No tenemos en claro la causa del hecho", decía el fiscal Fernado Castro antes de conocer el informe de los policías enviados al lugar del hecho y el resultado de las cámaras de seguridad de la zona: allí no había existido ninguna agresión. Ante esto, se interpeló a la mujer, quien se quebró.

“Lo cierto es que Alicia y Corina no son turistas sino que viven junto a una mujer y su pareja en una casa en Mar del Plata, pese a que son oriundas de Viedma. Allí fueron víctimas de un ataque que iba dirigido al novio de esta mujer, un hombre que desde julio está prófugo de la Justicia por haberse fugado del penal de Viedma y que tras la agresión se escapó. Fue un ajuste de cuentas entre personas de mal vivir”, indicaron fuentes citadas por Clarín.

Las fuentes identificaron al prófugo como Ricardo Iván Becerra, que se escapó el 26 de julio del año pasado de la Unidad Penal 1 de Viedma y que actualmente vivía con las víctimas; y explicaron también que el fiscal Castro acusó a la mujer y a una amiga que vive con ella de “falso testimonio”.