Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Más de 2.600 evacuados en Santa Fe por el temporal
El Gobierno informó que hay más de 70 localidades afectadas, en Pueblo Esther y Arroyo Seco cayeron 320 milímetros de agua. La zona rural, la más afectada
16 de enero de 2017
El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, estimó hoy que son 70 las localidades afectadas y que el temporal "inundó toda la zona rural".

En declaraciones radiales Lifschitz calculó que hay "entre 500 y 600" evacuados en la provincia. Medios locales, además, suman unos 2.000 autoevacuados. Ayer a última hora, el Gobierno provincial confirmó que hubo localidades donde se registraron “picos históricos” de precipitaciones en el cuarto fin de semana consecutivo con intensas lluvias. Al sur de Rosario cayeron 320 milímetros de agua en las localidades de Pueblo Esther y Arroyo Seco.

"El impacto que tiene el cambio climático es realmente serio, hay que estar preparado", advirtió Lifschitz, y se quejó de que "en los últimos años, los recursos de la obra pública no han sido repartidos de forma equitativa".

Arroyo Seco fue una de las ciudades más golpeadas por la tormenta. Esta mañana, el coordinador de Bomberos Zapadores de la provincia, Alexis Sciacca, le confirmó a Radio 2 que a primera hora de hoy finalmente lograron rescatar a unas 25 personas que habían quedado aisladas en el techo de un paraje, sobre una fábrica de ladrillos de la zona. “Intentamos tres o cuatro veces cruzar el arroyo Seco con motores fuera de borda, pero no se podía por la corriente”, reflejó.

A más de diez kilómetros al sur de allí, a la altura de Fighiera, los bomberos también debieron proceder al rescate de los pasajeros de dos colectivos que fueron arrastrados por el agua del arroyo Pavón y quedaron sobre el borde de la banquina. Lo mismo ocurrió en ese sector con un camión.

El impacto de la inundación en la actividad productiva de la provincia es grave. "Santa Fe entró en catástrofe", le dijo a Clarín el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), que hoy, junto a otros productores, se reunirán con el gobernador Miguel Lifschitz en la casa de gobierno. Esta tarde se espera, también, la llegada del ministro de la producción nacional, Ricardo Buryaile. Según pudo averiguar este diario, es probable que realicen una recorrida por las zonas más afectadas por el temporal. En cuanto a números, si bien las cifras exactas aún no pueden estimarse, las autoridades hablan de pérdidas millonarias para la región que ya había sido afectada por las copiosas lluvias en abril del año pasado. "En algunos lugares, en estos días, llovió lo que en un año", graficó un funcionario.

“Estamos poniendo todos los recursos del Estado a disposición para enfrentar la emergencia”, señaló Lifschitz, quien agregó que se está "monitoreando la situación minuto a minuto, con equipos recorriendo el territorio y trabajando denodadamente. Personalmente he tomado contacto con intendentes, presidentes comunales y senadores para interiorizarme de la situación de cada una de las localidades afectadas y coordinar la llegada de toda la ayuda necesaria para paliar la situación”.

Más cerca del límite con la provincia de Buenos Aires, en Villa Constitución, las instalaciones eléctricas de la ciudad quedaron fuera de servicio debido a la inundación de las estaciones transformadoras de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Los operarios se encontraban desagotando fosas en las que había más de 30 centímetros de agua, por donde pasan cables de 13,2 kilovolts de tensión. En territorio bonaerense, más de 200 personas debieron ser evacuadas en la ciudad de San Nicolás, donde también precipitaciones de hasta 300 milímetros que afectaron anoche el distrito. "Hay muchos barrios afectados y viene el agua de los campos, así que en unas horas se espera el doble de evacuados?, dijo esta mañana a Télam María Rosa Méndez, directora de Acción Social de San Nicolás.

Vialidad Nacional confirmó a primera hora que se había habilitado un carril de la autopista a Buenos Aires en dirección sur-norte. A pesar de esta habilitación parcial con velocidad reducida, la traza permanecía con un corte total entre Arroyo Seco y San Nicolás. En Rosario, seis barrios del sur y el sudoeste quedaron anegados tras la caída de 140 milímetros. A pesar de que no hubo evacuados, Defensa Civil intervino para desagotar diferentes sectores debido a los problemas de drenaje.