Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Dos ladrones asaltan una parrilla y rematan a un empleado en Sarandí
Juan tenía 58 años y era el encargado del delivery. Los delincuentes ingresaron al local a robar y le pegaron con un balde de albañil para luego dispararle. Denuncian zona liberada
23 de enero de 2017
Dos ladrones ingresaron en una parrilla llamada "Lo de Américo", en Sarandí, haciendose pasar por clientes, y en medio del forcejeo golpearon al empleado del local, Juan Fernando Alonso (58), lo dejaron inconciente, y luego lo asesinaron con un disparo en la cabeza. La bala ingresó por un ojo y Juan falleció en el acto. Los delincuentes aún no fueron reconocidos.

El hecho ocurrió a las 14 del domingo, la casa de comidas se encuentra ubicada en General Acha, entre Bartolomé Mitre y Luis María Campos. El dueño, Américo Fuenzalida (66), se salvó de milagro, ya que una bala rozó su cabeza.

Conmocionado por la situación, Américo se fue encima de uno de los ladrones y comenzó a golpearlo. "Fue a defenderlo y empezaron a pelear", dijo una vecina. Hubo dos tiros más. Uno le rozó la parte superior de la cabeza y el otro una de las manos. A pesar de los disparos, el dueño del local sólo recibió lesiones leves.

Después del enfrentamiento, los delincuentes huyeron sin robar nada. En medio del silencio de la tarde, vecinos escucharon los gritos y llamaron al 911. El dueño del local fue trasladado a un hospital de la zona y anoche ya había sido dado de alta.

"Esto es zona liberada. Después de las 2 de la tarde es tierra de nadie", se quejó Cristian, hijo del dueño del comercio. "Mi viejo paga un bono policial para tener más seguridad y acá nos roban todos los días", dijo el hombre en diálogo con Clarín. Y agregó: "Cada tres o cuatro meses lo asaltan".

Juan Fernando Alonso trabajaba en esa casa de comidas desde hacía unos diez años. Como era el encargado de hacer los repartos, era muy conocido en el barrio. "Era un tipo muy bueno, humilde, ayudaba mucho a la gente", contó un cliente del local."Era muy querido, buenísimo. Muy respetuoso", lo recordó Cristian, el hijo del dueño.

Mientras la Policía trabajaba en el lugar, un grupo de vecinos se acercó a la esquina de Acha y Mitre y expresó su malestar por la ola de delitos que sufre el barrio del sur del GBA.

Es que hace un mes y medio, en esa misma esquina pero del otro lado de Mitre, motochorros asesinaron a Marcelo Ariel Callegaro (29) cuando intentó defenderse de un asalto en el kiosco donde trabajaba. El hecho ocurrió 6 de diciembre del año pasado cuando la víctima estaba atendiendo el local en compañía de su padre. Un ladrón intentó llevarlo para el fondo del comercio, donde se produjo un forcejeo y Callegaro recibió tres disparos. Ya había sufrido otros robos en la zona.

En esa misma zona, en junio del año pasado, también mataron a Matías Augusto Terrón (29) cuando delincuentes lo quisieron llevar cautivo a la casa de sus padres, situada en Suipisiche al 100, a cuatro cuadras del comercio "Lo de Américo".

Otro caso que recordaron los vecinos fue el del asalto a la pizzería Los Picapiedras, en noviembre de 2014, en Suipisiche y Mitre, donde dos ladrones mataron de un balazo en la cabeza a Miguel Godoy (49), maestro pizzero y encargado del local.

"A mi el año pasado me robaron seis veces. No se puede vivir más así", contó la dueña de una granja situada sobre Mitre, entre Acha y Chenault.