Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri llamó a "continuar el diálogo" en medio de reclamos
Fue en la firma de un acuerdo para la industria automotriz entre empresas y gremios, con líneas similares a lo acordado para Vaca Muerta
15 de marzo de 2017
Con piquetes y protestas a metros de la Casa Rosada, y en medio de fuertes reclamos gremiales, el presidente Mauricio Macri encabezó la firma de un acuerdo automotriz entre empresas y gremios y llamó a "continuar con el diálogo" y "encontrar consenso". Antes del paro de la CGT, la idea es exhibir el acuerdo como una muestra de que el Gobierno busca mantener el diálogo y atender a los sectores más golpeados.

Al anunciar lo que calificó como un acuerdo "histórico" con el sector automotriz que pretende producir un millón de automóviles y crear 30.000 nuevos puestos de trabajo", Macri reclamó "humildad, madurez y sentido común" a cada sector para "encontrar consenso en las ideas".

Dijo que si se profundiza "el trabajo conjunto" y "de diálogo con todos los sectores", el país "no" tendrá "límite" en cuanto a su futuro, y avizoró "un gran porvenir" si se trabaja "dialogando, escuchando, sin prepotencia y con madurez".

"Hoy es el segundo gran acuerdo (entre sectores empresarios y gremiales) después del de Vaca Muerta, también después de meses de trabajo en conjunto. Espero que esto lo podamos repetir", destacó.

El mandatario aseguró que el empleo "viene creciendo hace seis meses" y estimó que el convenio de Vaca Muerta "va a generar una revolución de empleo en Neuquén y todas las áreas conexas".

El "plan 1 millón" firmado hoy es un acuerdo entre empresarios del sector automotriz, sindicatos, y representantes de autopartistas que prevé duplicar la producción automotor a un millón de unidades en siete años, con inversiones por entre US$ 3.500 y US$ 5.000 millones y el aumento de componentes locales.

El jefe de Estado anunció desde el Salón Blanco de la Casa de Gobierno un acuerdo con el sector automotriz que promoverá la creación de 30.000 puestos de trabajo, el fortalecimiento de ese sector y su cadena de valor, para alcanzar una producción de un millón de unidades en los próximos años.

El jefe de la UOM, Antonio Caló, anticipó que firmará junto a SMATA (cuyo titular, Ricardo Pignanelli, firmó hoy) un acuerdo de esas características.

El dirigente sindical rechazó que la suscripción de ese acuerdo significara resignar algún beneficio laboral, al enfatizar que "la UOM no firma ningún convenio que afecte los intereses de los trabajadores".

La producción automotriz ascendió en el 2016 a 472.776 unidades, un 10,2% menos respecto de las 526.657 que se fabricaron en el 2015 , según el informe elaborado por la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa). Ahora, el acuerdo apunta a alcanzar las 750.000 unidades en 2019 y un millón de vehículos en 2023, y que se analice la carga tributaria en toda la cadena de producción, la utilización de biocombustibles y los reintegros a las exportaciones.

Además, se destaca las intenciones de aumentar la integración de autopartes producidas localmente a 35% para 2019 y a 40% para 2023 y diversificar los mercados de exportación, con el fin de vender al menos un 35% de la producción a destinos extra Mercosur. La diversificación de las exportaciones busca evitar la dependencia que tiene Argentina del mercado brasileño, adonde envía el 80% de sus ventas al exterior.

Las partes también se comprometerán a desarrollar inversiones, que según Caló son US$ 3.500 millones pero en "fuentes oficiales" hablan de hasta US$ 5.000 millones hasta 2019, especialmente las orientadas a la producción de vehículos nuevos y exclusivos.

Por el lado del empleo se realizarán cursos de capacitación y la promesa de disminuir el ausentismo al 5% para 2019 y al 3% para 2023, junto con los 30.000 nuevos puestos de trabajo. Para lograr estas metas, el Gobierno tomará el compromiso de mantener operativa la Ley de Autopartes; brindar financiamiento específico para el desarrollo de inversiones en el sector autopartista y establecer un nuevo marco arancelario para la comercialización de vehículos híbridos y eléctricos.

También, avanzará en las negociaciones para la apertura de nuevos mercados y analizar posibles acciones sobre las etapas de comercialización para optimizar el proceso de formación de precios al público.